SALUD

Cáncer colorrectal


Descripción:

El cáncer de colon constituye la primera causa de muerte por cáncer en los países occidentales. La importancia de un diagnóstico precoz de la enfermedad y la adquisición de hábitos de vida saludables que la prevengan es extrema.

La localización más frecuente es en el recto y colon sigmoide.


Síntomas:

La clínica del cáncer de colon es diferente según la localización del tumor:

  • Los tumores del colon izquierdo suelen producir cambio en el ritmo intestinal y rectorragias (sangre con la deposición).
  • Los tumores del colon derecho producen pérdidas sanguíneas imperceptibles que se traducen en una anemia ferropénica y puede causar un dolor abdominal cólico (en retortijones) si obstruyen la luz intestinal.
  • Los tumores del recto causan una diarrea con sangre y moco.

Además de estos síntomas, el cáncer de colon puede producir cansancio, pérdida de peso y de apetito y si existen metástasis en otros órganos a distancia (pulmón, hígado, etc), datos relacionados con ellas.


Causas y frecuencia de la enfermedad:

Aunque el cáncer de pulmón y mama sean los más frecuentes en el hombre y la mujer respectivamente, el cáncer de colon es el tumor más frecuente que afecta a ambos sexos, constituyendo la primera causa de muerte por cáncer en los países occidentales.

Su edad de presentación habitual es entre la quinta y séptima décadas de la vida, con similar proporción entre hombres y mujeres.

Se desconoce la causa exacta del desarrollo del cáncer de colon, habiéndose relacionado con una serie de factores epidemiológicos que favorecen su aparición, sobre los que se puede intervenir en plan preventivo:

  • Factores dietéticos: una alimentación rica en grasa animal y baja en fibra vegetal, y con alto consumo de alcohol.
  • Factores genéticos: existe una predisosición familiar cierta aunque no imperativa.
  • Enfermedades intestinales que pueden degenerar tumoralmente:
    • Adenomas colorrectales.
    • Enfermedad inflamatoria intestinal.

Subir al menú

Diagnóstico:

El diagnóstico se realiza por la presencia de síntomas sugestivos y estudiando el colon con un enema opaco. Si en éste último se observa una imagen sugestiva de tumor se efectuará una colonoscopia para tomar una biopsia y confirmar el diagnóstico; o bien se realiza la colonoscopia inicialmente.


Prevención:

El cáncer de colon es muy frecuente hoy en día, una forma probable de prevenir su aparición es llevar una dieta pobre en grasas y rica en fruta y verdura.

Su detección precoz es fundamental para que el tratamiento sea curativo por eso si se nota cambios en el ritmo intestinal (estreñimiento no habitual o diarreas repetidas)l o sangre en las heces, sobre todo a partir de los 50 años, se debe acudir al médico para su estudio.


Tratamiento:

El único tratamiento curativo de este   cáncer es la cirugía con extirpación radical del segmento intestinal afectado, lo que sólo se puede realizar si el tumor está localizado y no hay metástasis. Según sea la fase del tumor se aplicará después de la cirugía quimioterapia y/o radioterapia.         

Tras el tratamiento de un cáncer de colon se debe realizar un seguimiento postoperatorio para descartar la reaparición de la enfermedad, de forma periódica durante al menos 5 años. Para ello se realizan colonoscopias repetidas y determinaciones analíticas en sangre de CEA (antígeno carcinoembrionario), cuyo aumento indica recidiva tumoral en el intestino o metástasis en otros órganos.

Subir al menú

Pronóstico:

La supervivencia media a los cinco años después de la cirugía es de un 30 a 40% de los pacientes.