ACTUALIDAD Y EVENTOS

No seleccionar bien el seguro de salud puede suponer un gasto extra de hasta un 30% a las familias

3 Octubre 2018 · Nota de Prensa / Axicom / COVERFY · 0 comentarios

La temporada otoño-invierno suele ser el periodo de mayor adquisición y contratación de seguros de salud y por lo tanto elegir packs de asistencia atendiendo a la relación coberturas básicas-precio, en vez de a las necesidades concretas de todos los miembros de la familia, hace que se pague más por el seguro a largo plazo.

Banner de COVERFY, con una mujer usando la app de seguros por el móvilLa temporada otoño-invierno suele ser el periodo de mayor adquisición y contratación de seguros de salud. Los datos de Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras) apuntan que, de forma general, existe un crecimiento generalizado en la contratación de este tipo de servicio, y ya más del 20% de los españoles cuenta con un seguro de salud. Sin embargo, el usuario contrata atendiendo a los nombres de las marcas y al precio mensual de los packs, sin realizar un pormenorizado estudio sobre las necesidades reales, lo que podría suponer un gasto extra de hasta el 30% para cada familia española, según indican los expertos de Coverfy, la primera App que permite gestionar todos los seguros desde el dispositivo móvil y optimizar precios y coberturas.
 
“Las pequeñas coberturas, son las que deben marcar la diferencia a la hora de elegir una opción u otra” explica Vicente Arias, CEO de Coverfy. “Solemos adecuarnos a los packs en función de la relación coberturas básicas – precio. Pero realmente no necesita lo mismo quien va al médico para revisiones generales, que quien lleva un seguimiento especializado más exhaustivo. Así, llegan los sustos con los cobros mensuales extra por consulta o prueba médica determinada. Existen, además, otros factores que muchas veces no están en la mente del usuario, como las coberturas de consultas dentales, o asistencias médicas en el extranjero, por ejemplo. Realizar un buen análisis o solicitar una asesoría ayuda a ahorrar a medio-largo plazo”.
 
Seguros de salud para la familia: cómo elegirlos y qué tener en cuenta
 
Gripes, vacunaciones, lesiones deportivas, revisiones periódicas… Las visitas al médico suelen ser frecuentes y acaban ocupando gran parte de la agenda familiar. Los expertos aconsejan tener en cuenta los siguientes aspectos si se tiene intención de adquirir un seguro de salud:
  • Contratar conforme a las necesidades. Es recomendable realizar un estudio previo para elegir si es más rentable contratar el seguro de salud básico sin hospitalización, el completo con hospitalización (con o sin copago) y el seguro de reembolso.
    El básico es el más económico, ya que no cubre las hospitalizaciones, ni cirugías o pruebas diagnósticas, dando únicamente respaldo a la asistencia primaria, ambulatoria, radiografías o análisis de sangre. Por lo que si queremos contar con un seguro que nos dé amparo ante cualquier imprevisto es recomendable adquirir el seguro completo con hospitalización  con o sin copago.
    Por último, el seguro de reembolso ofrece la asistencia más completa que existe. Este tipo de seguro se utiliza básicamente para no depender de ningún cuadro médico y acudir al hospital o médico especialista que se desee. Lo único que hay que tener en cuenta es que se debe pagar la consulta o cualquier acto médico que realice en el momento y, posteriormente la aseguradora reembolsa entre el 80% y el 90% de la factura.
  • ¿Pack familiar o seguro de salud infantil? El seguro familiar suele ser más económico, ya que las tarifas tienen un precio inferior por número de asegurado, por lo que es recomendable incluir a todos los miembros de la familia bajo el mismo paraguas. Además, este tipo de servicios incluyen coberturas interesantes como los servicios de urgencia 24 horas o las urgencias médicas que puedan surgir en un viaje al extranjero.
  • Si quieres o acabas de tener un bebé. Una de las coberturas más importantes es la asistencia ginecológica. Así mismo, también es interesante saber si la póliza tiene incluida la cobertura de reproducción asistida, algo que, en su caso, evitaría un importante desembolso previo al nacimiento del niño. También resulta importante valorar coberturas como las clases de preparación al parto o programas materno-infantiles para ayudar a las madres a la adaptación en los primeros días de vida del bebé. Por otra parte, es recomendable pensar con antelación y tener en cuenta la carencia para el parto, que oscila entre 8 y 10 meses según la compañía. El coste del nacimiento en consulta privada sin cobertura puede oscilar entre los 2.000 euros y los 13.000 euros, dependiendo de la dificultad del parto. Algo que con un el seguro adecuado podría no exceder de los 45 euros o 55 euros. De hecho, los expertos recomiendan incluir el máximo respaldo para esta etapa previa al parto, y evitar así los gastos extras de un posible parto prematuro y uso de incubadoras, o la necesidad de afrontar una operación de urgencia. Una vez nacido el bebé, es importante incluirlo en la póliza de la madre sin demora para que pueda contar con la protección sanitaria necesaria.
  • Chequeo de las especialidades cubiertas. A la hora de elegir un seguro de salud es importante comprobar que en el cuadro médico figuren los especialistas que suelen ser necesarios para los distintos miembros de la familia: ginecólogos, pediatras, urólogos, logopedas y comprobar que además existe la posibilidad de asistencia 24 horas al día.
Apostar por herramientas tecnológicas que ayuden a digitalizar y automatizar la gestión del seguro de salud, supone un ahorro para las familias al mismo tiempo que agiliza y simplifica los planes, para que cualquier problema de salud no suponga un problema.
 
Más información en la Web de COVERFY.
 

Tecnología Inclusiva, Salud

0 comentarios

No hay ningún comentario para esta noticia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.