SALUD

Linfoma de Hodgkin

Descripción:

Es un cáncer del tejido linfático que comienza en los ganglios del mismo y se extiende al bazo, el hígado y la médula Plaquetas en sangreósea además de otros órganos.

Sus causas

Las causas de este cáncer son desconocidas. Su prevalencia es más frecuente entre la población de entre 15 a 35 años y de entre 50 a 70 años.

Síntomas

Entre los síntomas más frecuentes de esta enfermedad se encuentran:

  • Inapetencia.
  • Sudores fríos que empapan.
  • Pérdida de peso, sin explicación aparente.
  • Prurito inexplicable en todo el cuerpo.
  • Fiebre.
  • Inflamación indolora de los ganglios (inglés, axilas y cuello).

Adicionalmente pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Piel enrojecida y caliente.
  • Tos, dolores en el pecho, problemas respiratorios cuando se puede observar una inflamación de los ganglios Una científica realizando una prueba de ADNlinfáticos en el tórax.
  • Dolor por debajo de las costillas a causa de la inflamación del hígado o el bazo.
  • Dolor en los ganglios linfáticos tras tomar alcohol.

¡OJO! Todos estos síntomas pueden aparecer por otras causas. Siempre debe consultar al médico para tener claro el origen de estas dolencias.

Diagnóstico

Para poder realizar un buen diagnóstico el médico le solicitará las siguientes pruebas:

  • Biopsia de los ganglios linfáticos o del tejido sospechoso.
  • Biopsia de la médula ósea.

Si las pruebas dan positivo, es decir, si finalmente se confirma el diagnóstico. El especialista solicitará pruebas adicionales que le sirvan para determinar la evolución del linfoma.

Al mismo tiempo que usted pueda hacerse una idea de lo que le espera en un futuro.

Estas pruebas adicionales son:

  • Pruebas de química sanguínea, incluyendo niveles de proteínas, pruebas de la función hepática, pruebas de la función renal y nivel de ácido úrico
  • Tomografía computarizada del tórax, el abdomen y la pelvis.
  • Hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC) para ver si hay anemia y conteo de leucocitos.
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP).

En raras ocasiones, puede ser preciso una cirugía abdominal para extirpar el bazo y extraer un pedazo de hígado. Sin embargo, dado al alto grado de precisión y eficacia de las pruebas anteriormente mencionadas esta cirugía suele ser innecesaria.

Tratamiento

Dos médicos en su puesto de trabajoLa manera de abordar este cáncer al igual que los demás depende de el punto que nos encontremos de la evolución de la enfermedad. Además del propio paciente, no hay dos pacientes iguales.

Los criterios que se tienen en cuenta a la hora de elegir el tratamiento más oportuno son:

  • El tipo del linfoma de Hodgkin (la mayoría de las personas tiene Hodgkin clásico).
  • El estadio (dónde se encuentra la enfermedad).
  • Si el tumor tiene más de 4 pulgadas (10 centímetros) de ancho.
  • La edad del paciente y otras cuestiones médicas.
  • Otros factores, incluyendo pérdida de peso, sudores fríos y fiebre.

Es necesario realizar una evaluación de estadificación para determinar el plan de tratamiento:

  • Estadio I: indica que sólo una región del ganglio linfático está comprometida (por ejemplo, la parte derecha del cuello).
  • Estadio II: indica compromiso de dos ganglios linfáticos ubicados al mismo lado del diafragma (por ejemplo, ambos lados del cuello).
  • Estadio III: indica compromiso de ganglios linfáticos en ambos lados del diafragma (por ejemplo, la ingle y las axilas).
  • Estadio IV: significa que la enfermedad se ha diseminado por fuera de los ganglios linfáticos (por ejemplo, a la médula ósea, pulmones o hígado).

El tratamiento varía según la etapa en que se encuentre la enfermedad. El mejor tratamiento para un paciente individual depende de muchos factores y se debe discutir detalladamente con un médico que tenga experiencia en el tratamiento de esta enfermedad.

  • Los estadios I y II (enfermedad limitada) se pueden tratar con radioterapia local, quimioterapia o una combinación de ambas.
  • El estadio III se trata con quimioterapia o una combinación de radioterapia y quimioterapia.
  • El estadio IV (enfermedad extensa) casi siempre se trata con quimioterapia sola.

Las personas con linfoma de Hodgkin que reaparece después del tratamiento o no responde a éste pueden recibir quimioterapia en dosis altas seguida de un autotrasplante de médula ósea (usando células madre de uno mismo).

Los tratamientos adicionales dependen de otros síntomas y pueden incluir:

  • Transfusión de hemoderivados, como plaquetas o glóbulos rojos, para combatir conteos plaquetarios bajos y anemia.
  • Antibióticos para combatir la infección, sobre todo si se presenta fiebre.

Pronóstico

Utensilios sanitariosEn este tipo de enfermedades es muy importante la actitud de la persona afectada y de su entorno más cercano.

Diversos estudios clínicos demuestran que una actitud positiva ayuda muy mucho a una evolución favorable de la enfermedad. Los grupos de apoyo, nos ayudan a compartir nuestras experiencias, miedos e inquietudes que se generan ante la adversidad propia de este tipo de patologías.

Datos esperanzadores: el cáncer, hoy se cura

El linfoma de Hodgkin es uno de los más curables. A diferencia de otros cánceres, este linfoma puede curarse incluso en estadios avanzados de la enfermedad. Por eso, los pacientes no deben perder la esperanza y deben ser rigurosos a la hora de seguir las indicaciones del especialista. Recuerde, que hoy en día el cáncer es curable y en el caso de no ser así un tratamiento adecuado puede mejorar enormemente su calidad de vida. ¡No pierda, las esperanzas!.

Posibles complicaciones

Medline Plus.

Enlaces destacados

Direcciones útiles para afrontar el cáncer: