NUESTROS DERECHOS

Certificado de discapacidad

Libros y expedientes para solicitar un certificado de discapacidad

En la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad en su preámbulo reconoce que "la discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con discapacidad y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás". Se reconoce la necesidad de promover y proteger los derechos humanos de todas las personas con discapacidad, incluidas aquellas que necesitan un apoyo más intenso.

Cuando una persona tiene alguna limitación sensorial, psíquica, física u otra, así como plurideficiencias (es decir, que tiene varias de estas discapacidades), lo más conveniente es acudir a la Consejería de Asuntos Sociales de su localidad o Ayuntamiento, y allí un trabajador social le informará sobre los pasos que debe seguir para que le realicen una revisión que certifique su grado de discapacidad. Este certificado de discapacidad puede serle útil a la hora de acceder a viviendas, al comprar un vehículo, buscar trabajo o incluso para estudiar, y acceder a becas o subvenciones creadas para personas con discapacidad.

Hoy día tanto administraciones públicas como privadas se encuentran trabajando en la mejora de los derechos y oportunidades para personas con discapacidad, y la idea es que una persona que tenga las limitaciones anteriormente mencionadas, pase por un tribunal médico oficial, que certifica su discapacidad y el grado de ésta, ya que según ese grado la persona podrá o no trabajar, y tendrá derecho o no a una pensión como ayuda para poder realizar su vida diaria. La acreditación del grado de discapacidad en este certificado de discapacidad tendrá validez en todo el territorio nacional.

A continuación damos respuestas algunas preguntas relacionadas con el certificado de discapacidad.

¿Qué es el certificado de discapacidad?

El certificado de discapacidad es un documento oficial que puede ser expedido únicamente por la Administración Pública. Este documento certifica que la persona que lo tiene concedido ha pasado por un reconocimiento administrativo de la discapacidad. El propósito de este certificado se creó para compensar las desventajas sociales que la discapacidad implicaba hace tiempo proporcionando acceso a derechos y prestaciones de distinto tipo, con vistas a equiparar oportunidades.

Un cuidador con una personas con certificado de discapacidadEl grado de discapacidad para poder acceder a los derechos, beneficios fiscales u ofertas de empleo reservadas a personas con discapacidad debe ser igual o mayor del 33 por ciento.

En este certificado ha de figurar el grado de discapacidad, si es una discapacidad con movilidad reducida y si la discapacidad es temporal o permanente, quedará reflejado en ese mismo documento si la persona que ha solicitado dicho certificado ha de pasar revisión o no, y cuándo.

¿Quiénes certifican una discapacidad?

Cada Comunidad Autónoma rige sus propios centros de valoración de la discapacidad, para saber el que corresponde a cada persona, un trabajador social puede informar cuál es su centro base para solicitar el certificado de discapacidad.

Se solicita en los Centros Base del Imserso, la persona pasará por un tribunal médico aportando los informes médicos donde conste datos de la enfermedad por la cual va a solicitar el certificado, tendrá que entrevistarse con varios profesionales, y entre todos, dictarán un dictamen para decidir el grado de discapacidad, los expertos que valoran son estos:Médico de valoración del certificado de discapacidad

  • Un profesional médico.
  • Un psicólogo.
  • Un Asistente social.

Los organismos competentes para el otorgamiento del Certificado de Discapacidad con carácter general, serán los responsables del órgano correspondiente de las Comunidades Autónomas a quienes hubieran sido transferidas las competencias en materia de valoración de situaciones de discapacidad y calificación de su grado (Departamento de Asuntos Sociales) las que otorguen dicho certificado de discapacidad.

También podrá decidir al respecto la autoridad judicial, en el caso en que se impugne una valoración realizada por un órgano de la Comunidad Autónoma o del IMSERSO.

La certificación de la discapacidad se materializará en un documento cuyo nombre dependerá del órgano que la emita. Si la emiten la Comunidad Autónoma o el IMSERSO, se tratará de un Certificado de Discapacidad; si la dicta el Juez, será una Sentencia.

¿Cuál es el procedimiento para saber si una determinada dolencia o limitación se puede traducir en un grado y puede ser motivo de discapacidad?

La valoración del porcentaje de discapacidad se regula por el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad, y ello da el grado del certificado de discapacidad.

La calificación responde a unos criterios técnicos unificados mediante unos baremos que se aplican para la evaluación de las consecuencias de la enfermedad, de acuerdo con el modelo propuesto por la Clasificación Internacional de la discapacidad.

En resumen, la valoración se realizará atendiendo a la concreta dolencia sufrida por el solicitante, es decir, su limitación sensorial, física, orgánica, psíquica u otra, teniendo también en cuanto los factores socioeconómicos de su situación.

¿Cuándo se considera que tenemos una discapacidad? ¿Cuáles son los criterios que se toman en consideración a efectos de valorar el reconocimiento de la condición de persona con discapacidad?

La valoración de la discapacidad se muestra en porcentaje, el 33 por 100 de discapacidad da derecho al reconocimiento de la condición de persona con discapacidad teniendo en cuenta tanto los factores discapacitantes –provengan de una lesión física, psíquica, orgánica  o sensorial-, como los factores sociales, entendiendo por tales, entre otros, la edad, entorno familiar, situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad, dando lugar al certificado de discapacidad.

¿Para qué sirve el certificado de discapacidad?

El certificado otorga ciertos derechos y beneficios, a continuación, expondremos las principales ventajas existentes para una persona que ha obtenido el certificado de discapacidad:

  • Derecho aUn joven en silla de ruedas con certificado de discapacidad accede a su coche solicitar viviendas de protección pública especiales para personas con discapacidad.
  • Derecho a solicitar ayudas para adaptar nuestra vivienda.
  • Descuentos en algunos transportes.
  • Ayudas y subvenciones económicas varias.
  • Programas y servicios especiales de salud.
  • Ayudas para formación y empleo.
  • Reducciones de impuestos (como en el caso de comprar un vehículo: la persona con certificado de discapacidad está exenta de pagar el impuesto de nueva matriculación y de circulación).
  • Solicitud de la tarjeta especial de aparcamiento (esta solo para personas con movilidad reducida).

Pasos para solicitar el certificado de discapacidad

Estos son los pasos a seguir para solicitar que sea reconocida una discapacidad y adquirir el certificado de discapacidad que lo confirma:

  • Acudir al departamento de Asuntos Sociales del Ayuntamiento y hablar con un Trabajador Social. O acudir a los Centros Base de Atención a Personas con Discapacidad más cercanos al solicitante.
  • Rellenar la solicitud: Reconocimiento del Grado de Discapacidad, según el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre
  • Acudir a las citas que nos indiquen en el centro base donde pasaremos la revisión.
  • Documentos a adjuntar:
  • Informes médicos (fotocopiar también informes psicológicos y sociales si se tienen).
  • Fotocopia y original del DNI de la persona solicitante y su representante legal, si lo tiene.
  • Si no hay DNI, presentar copia del Libro de Familia.
  • Si el solicitante ya tiene una discapacidad reconocida por la Seguridad Social, ha de adjuntar fotocopia de la Resolución de la Comisión de Evaluación de Incapacidades.
  • Es indispensable adjuntar el Volante de Empadronamiento del solicitante.

Valoración de la Dependencia

Enlace a un pdf con la la Resolución de 10 de octubre de 2017, aprobada por la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas, en relación con el Informe de fiscalización sobre las medidas de gestión y control adoptadas por las Comunidades Autónomas para la adecuada aplicación de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia

Una médico atiende a una personas con dependencia y certificado de discapacidadSegún esta resolución existe un baremo de valoración de la Dependencia que permite determinar mediante tres valoraciones las situaciones de dependencia, están son: moderada, severa y de gran dependencia.

Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de una persona cuidadora.

Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

Más información del Certificado de Discapacidad (información en Discapnet)

  • Tarjeta acreditativa de grado de Discapacidad. es un documento personal e intransferible. Tiene un diseño más cómodo y resistente que el antiguo certificado, está plastificado, la pueden solicitar exclusivamente a aquellas personas que ya tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%, vigente en algunas comunidades y se irá implantando próximamente en otras regiones.
  • LIONDAU. Se aprobó el 2 de diciembre de 2003. Su fin es el de castigar y sancionar a las personas y organismos que discriminen a las personas con discapacidad. Su fin primordial es establecer medidas para garantizar el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad (recogido en la Constitución Española Artículos 9.2, 10, 14 y 49).