ACTUALIDAD Y EVENTOS

Fundación ONCE apunta a la formación y al empleo como “vía principal de inclusión social” para las personas con discapacidad

20 Enero 2016 · NOTA DE PRENSA

Así lo afirmó Sabina Lobato, directora de Empleo, Formación y Proyectos de Fundación ONCE, durante su participación en el Congreso sobre ‘presente y futuro de las personas con distintas capacidades’.

Sabina Lobato, directora de Empleo, Formación y Proyectos de Fundación ONCE, durante su participación en el Congreso sobre presente y futuro de las personas con distintas capacidadesLa Fundación ONCE ha resaltado ayer martes que la formación y el empleo constituyen la “vía principal de inclusión social” para las personas con discapacidad, eje principal del trabajo de la entidad, que tiene como “hoja de ruta” la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Así lo manifestó la directora de Empleo, Formación y Proyectos de Fundación ONCE, Sabina Lobato, durante su intervención en la apertura del Congreso sobre ‘presente y futuro de las personas con distintas capacidades’, organizado por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), y financiado por el Instituto Nacional de Administración pública (INAP), que participaron también en las jornadas, junto al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).

Lobato mostró su agradecimiento a la UNED por la investigación que ha llevado a cabo antes de organizar este congreso, porque “se nota que han sabido escoger las temáticas que a día de hoy plantean los mayores retos  para las personas con discapacidad”. En este sentido, recordó que el pasado 21 de diciembre el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó el estudio anual sobre la situación de las personas con discapacidad en el mercado laboral, que a su juicio supuso “un punto de inflexión, aunque se ha puesto de manifiesto los enormes desafíos que todavía tenemos por delante”.

La directora de Empleo de Fundación ONCE subrayó que sólo el 25,7% de las personas con discapacidad trabajan, aunque comentó que se trata de un colectivo “muy diverso”, dado que esta cifra se eleva considerablemente en el caso de quienes tienen estudios superiores, o se reduce drásticamente entre las personas con discapacidad intelectual. En todo caso, destacó que pese a la crisis económica, la contratación de ciudadanos de este grupo social no ha dejado de crecer.

Para seguir avanzando en el camino de una mayor inserción de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo, Sabina lobato apuntó a la colaboración entre las diferentes organizaciones de este colectivo junto a las administraciones como vía para seguir progresando, algo en lo que coincidió con el director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ignacio Tremiño, quien se mostró “orgulloso de haber pertenecido al Gobierno de España durante la legislatura más dura de la democracia”.

EL también director del Real patronato sobre Discapacidad explicó durante su intervención el trabajo que desde su departamento se ha realizado desde 2012, haciendo hincapié en la “generosidad” de las organizaciones que atienden a muchas personas que lo necesitan. En esta línea, recordó que el Ejecutivo incluyó a estas entidades en el plan de pago a Proveedores, lo que en su opinión, facilitó que pudieran seguir desarrollando su labor. Además, mostró su satisfacción por avances como el incremento del umbral de compatibilidad entre pensión y trabajo, lo que a su juicio puede animar a muchas personas a dar el paso de incorporarse al mercado laboral sin miedo a perder su prestación de inmediato.

REFLEJO DE LA SOCIEDAD

Por su parte, el director del INAP, Manuel Arenilla, advirtió de que “un Gobierno que no sea representativo de la sociedad a la que se debe es dudoso que tenga un alto grado de legitimidad”, por lo que abogó por trabajar de forma permanente para que las administraciones sean “un reflejo” del conjunto de la ciudadanía, “para lo que muchas cosas deben orientarse hacia la discapacidad”.

En este sentido, comentó que se debe mejorar la forma de seleccionar a las personas que forman parte de la administración, por lo que en el INAP se ha dado ejemplo, al haber realizado el año pasado un plan de Responsabilidad social corporativa, plasmado en el ‘Libro blanco sobre acceso e inclusión en el empleo público de las personas con discapacidad’. A su juicio, lo que sucede en las administraciones pasa también en otros ámbitos como en el sistema educativo, puesto que la tasa de abandono escolar es superior en el caso de estudiantes con discapacidad. “Necesitamos aprovechar todo el talento”, añadió Arenilla.

Mientras, el gerente del CERMI, Luis Alonso Calzada, resaltó el trabajo que se ha realizado desde la entidad, que representa al movimiento de la discapacidad en España, subrayando la  puesta en marcha de una iniciativa legislativa popular (ILP) contra el copago confiscatorio en materia de dependencia, que ha superado las 735.000 firmas,  por lo que próximamente tendrá que ser debatida en el Parlamento.

Por otra parte, la profesora de la UNED, Ana Luaces Gutiérrez, directora del congreso, expresó su agradecimiento a todas las organizaciones del ámbito de la discapacidad y a las instituciones que han colaborado en estas jornadas, que tienen por objeto  detectar los avances en las políticas sociales y buenas prácticas que se vienen desarrollando en todos los ámbitos relacionados con las personas con discapacidad.

Movimiento Asociativo, Innovación y empleo, Educación