ACTUALIDAD Y EVENTOS

El invierno deja a 70.000 refugiados sirios en el Líbano en riesgo por bajas temperaturas, nieve y lluvia

16 Enero 2019 · Nota de Prensa / World Vision

Son refugiados sirios extremadamente vulnerables que se encuentran en el Valle de la Bekaa y Akkar, World Vision está ampliando su respuesta con rapidez para satisfacer las necesidades más urgentes y ya ha apoyado a más de 2.000 refugiados en 28 asentamientos informales.

Unos niños en uno de los campamentos de refugiados sirios que lleva la Fundación World Vision
 
Se estima que 70.000 refugiados sirios están en riesgo debido a las bajas temperaturas, la nieve y la lluvia, que han empeorado las ya extremas condiciones de vida en los asentamientos informales en el Líbano.
 
En el Valle de la Bekaa y Akkar, World Vision está ampliando su respuesta con rapidez para satisfacer las necesidades más urgentes que hacen que la vida de los refugiados sirios en los campamentos sea casi insoportable. A medida que el agua y las aguas residuales inundan las tiendas, las familias se ven obligadas a huir bajo unas condiciones climáticas extremadamente duras.
 
La ONG World Vision ya ha ayudado a más de 2.000 refugiados sirios en 28 asentamientos informales de tiendas de campaña, distribuyendo artículos como mantas, ropa de invierno, kits de higiene y, lo que es más importante, agua para combatir la deshidratación. También se está trabajando en el desalojo de las tiendas y zonas inundadas a causa de las lluvias.
 
El Director de Operaciones de World Vision Líbano, Rami Shamma, comenta que “los inviernos siempre son duros aquí en el Líbano, pero este año es particularmente malo. Estamos especialmente preocupados por los muchos menores que se ven obligados a vivir en tiendas dañadas y mojadas o que se quedan sin refugio por completo, así como a las familias libanesas vulnerables que se han visto afectadas y han sufrido grandes pérdidas. Cuando nos acercamos a marzo de este año, al octavo aniversario del conflicto en Siria, es devastador ver a los refugiados sirios sufrir otro golpe”.
 
Se pronostican condiciones climáticas aún más adversas en el Valle de la Bekaa, especialmente a partir del 13 de enero. Mientras espera, Taslim, de 6 años, explica mirando sus pies: "si alguien quiere ayudarnos, pediré zapatos. Necesito botas. Todo lo que tengo son las chancletas”.
 
Más información sobre los refugiados sirios, en la Web de World Vision.
 

Responsabilidad Social, Movimiento Asociativo, Actualidad