ACTUALIDAD Y EVENTOS

María Ibáñez y Jesús Jiménez presentan en Madrid las conclusiones de sus 20 años de investigación y experiencia: "Nos enseñan a cuidar nuestro cuerpo pero no a cuidar nuestra mente para encarar la vida satisfactoriamente"

María Ibáñez y Jesús Jiménez presentan en Madrid las conclusiones de sus 20 años de investigación y experiencia: "Nos enseñan a cuidar nuestro cuerpo pero no a cuidar nuestra mente para encarar la vida satisfactoriamente"

21 Febrero 2018 · Nota de Prensa / Círculo de Bellas Artes de Madrid · 0 comentarios

Ansiamos estar bien y buscamos técnicas que reprimen los estímulos negativos en vez de resolver las causas que provocan ese malestar. El miedo no es natural ni nos protege, es un conflicto que es necesario comprender y resolver. Mindfulness, Aceptación y Compromiso o Terapia Dialéctico Conductual son métodos que no resuelven las causas del conflicto. María Ibáñez y Jesús Jiménez presentan sus conclusiones, más de 33.000 sesiones clínicas y 1.760 pacientes individuales, de pareja y familiares. El próximo 3 de Marzo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Los psicoterapeutas María Ibáñez Goicoechea y Jesús Jiménez Cascallana en una de sus conferenciasAnsiedad, depresión, fobias…, son trastornos muy presentes en nuestras vidas y que, lejos de resolverse, cada vez nos incapacitan más para llevar una vida satisfactoria y mentalmente equilibrada.
 
Los reconocidos psicoterapeutas María Ibáñez Goicoechea y Jesús Jiménez Cascallana llevan más de 20 años investigando la mente humana en general y estos trastornos en particular a través de más de 33.000 sesiones clínicas con 1.760 pacientes en sesiones individuales, en pareja y familiares. Las conclusiones de todos estos años de estudio las presentarán el próximo sábado 3 de marzo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en un acto de libre acceso dirigido a público en general y también a profesionales.
 
La presentación consistirá en una primera parte teórica sobre el funcionamiento de la mente humana; una segunda parte práctica, en la que se realizarán ejercicios prácticos con el público asistente; y una tercera parte de preguntas y respuestas en la que los invitados podrán plantear sus dudas a los especialistas.
 
“El objetivo de esta conferencia es enseñar a los asistentes a cuidar su mente, saber lo que les perjudica y lo que no, y cómo deben enfrentarse a los conflictos que les hacen sufrir”, explica María Ibáñez. “Actualmente el ser humano está muy centrado en el pensamiento y la acción y no sabe manejar las emociones, las reprime. Cuando una persona sufre es porque su mente le indica que algo no funciona bien, pero para solucionarlo, tiene que entender cuál es la causa de ese sufrimiento, no intentar cambiar su conducta, como piden algunos modelos actuales”.
 
A lo que Jesús Jiménez añade “es el caso del miedo, que no es natural ni nos protege, porque en realidad nos incapacita; de ahí que la solución no sea aprender a gestionarlo y vivir con él, sino comprender qué lo provoca y solucionarlo”.
 
Algunas de sus conclusiones que se presentarán el próximo sábado 3 de marzo son:
  • La única manera de acabar con el malestar o sufrimiento es comprendiendo sus causas, que son los errores psicológicos surgidos de experiencias previas mal interpretadas. Así pues, el sufrimiento, depresión, ansiedad, trastornos…, son el efecto, no la causa. Las corrientes terapéuticas y modelos actuales son parciales y no llegan a las causas, actúan solamente sobre los efectos.
    • Lo que se hace hasta ahora:
      • En el campo de la psiquiatría se utilizan psicofármacos, que ayudan con los síntomas pero no resuelven los conflictos o trastornos de manera permanente.
      • En el campo de la psicología, las terapias más punteras son las llamadas terapias contextuales o de tercera generación (Mindfulness, Aceptación y Compromiso, Terapia Dialéctico Conductual) que se basan fundamentalmente en la atención al momento presente y promover comportamientos alternativos. Es decir, aceptar o tolerar lo que ocurre para evitar el sufrimiento psicológico que surge del rechazo constante a pensamientos y emociones negativas, y cambiar el comportamiento. La realidad es que esta forma de abordar el sufrimiento tiene un beneficio limitado, alivia parcialmente los síntomas pero no acaba con las causas, por lo que el problema suele volver a aparecer con el tiempo.
  • No somos el pensamiento. El pensamiento es un instrumento, una parte del ser humano, que también ha de ser explorado y comprendido. Los procesos cognitivos incluyen los conceptos o conclusiones y el pensamiento discursivo.
    • Lo que se conoce hasta ahora:
      • Se identifica a la persona con su pensamiento o capacidades cognitivas; y hay un gran desconocimiento sobre la conciencia humana y su funcionamiento, en muchos estudios científicos se confunde conciencia y consciencia, por ejemplo.
  • Tampoco somos el producto de nuestro cerebro, ni el sufrimiento viene determinado por la genética. El método científico clásico es insuficiente para comprender la psicología humana.
    • Lo que se conoce hasta ahora:
      • El actual auge de las neurociencias, que está aportando muchos descubrimientos interesantes sobre el funcionamiento del cerebro, está por otro lado difundiendo conceptos erróneos sobre lo que el ser humano es. Por ejemplo, reduciendo la conciencia y la voluntad a meras reacciones bioquímicas del cerebro.
  • Vivir el presente no es equivalente a felicidad, sino la oportunidad de ser consciente y disfrutar del bienestar si lo hay, o de aprender a resolver el malestar. En realidad, siempre se vive en el presente, el problema es la capacidad de consciencia y comprensión de lo que ocurre en el presente; y cómo la atención, a través del pensamiento, se proyecta al pasado, al futuro o a realidades imaginarias. El presente es muy amplio, lo que hay que entender es que es necesario resolver lo que impide ser conscientes de lo que ocurre y comprenderlo.
    • Lo que se conoce hasta ahora:
      • Se identifica vivir el presente con ser feliz, o como forma de aceptar el malestar, lo que supuestamente lo soluciona. Lo cual es evidentemente falso.
  • Inteligencia sólo es una y es la capacidad de comprender la realidad tal y como es.
    • Lo que se conoce hasta ahora:
      • Se postula que hay una inteligencia emocional y otra racional, e incluso inteligencias múltiples. En realidad, son capacidades o habilidades, instrumentos para aprender pero no formas de inteligencia. Tampoco existe realmente la inteligencia artificial. Las máquinas pueden superar a los humanos en capacidad de procesamiento de la información, de análisis de datos o tomas de decisiones basadas en esos datos, pero eso no es inteligencia, es capacidad.
  • El miedo no es natural ni necesario, se debe aprender a resolver. Una cosa es la percepción del peligro, que es beneficiosa, y otra el miedo, que es perjudicial.
    • Lo que se conoce hasta ahora:
      • Se confunden ambas cosas (miedo y percepción del peligro), sin diferenciarlas, y se considera que el miedo es inherente al ser humano, que es natural e incluso necesario, que protege, que es una respuesta adaptativa (una reacción beneficiosa). Todo esto es falso. El miedo perjudica porque impide actuar inteligentemente y con serenidad ante el peligro, en algunos casos el miedo incluso puede bloquear a la persona poniendo en riesgo su vida.

Salud

0 comentarios

No hay ningún comentario para esta noticia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.