Triste adiós al presidente de Honor de la CNSE

El presidente de Honor de la CNSE, Félix Jesús Pinedo, falleció este jueves en Madrid a los 79 años de edad.

20/09/2015 Servimedia

ex presidente de la CNSENacido en Sestao, Vizcaya, en los primeros años de su vida se trasladó a Madrid, lugar donde fijó su residencia. Doctor Honoris Causa en Ciencias Humanas por la Universidad de Gallaudet (Washington), Medalla de Oro de la CNSE y Premio Cermi.es 2014 por su trayectoria asociativa, Félix Pinedo dedicó su vida a la igualdad de oportunidades, la solidaridad y la justicia social de las personas sordas. 

Segundo presidente de la CNSE

Presidente de la CNSE entre los años 1979 y 1992, se formó al lado de su fundador, Juan Luis Marroquín, y como él, contribuyó a fomentar el encuentro entre las personas sordas de toda España para lograr un asociacionismo fuerte y cohesionado. En este sentido, coordinó la organización del I Congreso Nacional de Sordos de España, un encuentro que por primera vez, reunió a personas sordas, familias y profesionales para reflexionar acerca de la realidad de este colectivo.

Una de sus principales motivaciones, fue la conquista de derechos para las ciudadanas y ciudadanos sordos. Así, convocó a las personas sordas españolas en una manifestación multitudinaria, que por primera vez, hacía visible su realidad, sus necesidades y demandas y sus ganas de participar y vivir en una sociedad sin barreras.

Asimismo, su contribución a la normalización de la lengua de signos española ha sido indudable. Los primeros pasos hacia la profesionalización de la figura del intérprete de lengua de signos se dieron de su mano. A ello se une, que en 1981 editó el “Diccionario Mímico Español”, un instrumento clave para su conocimiento y difusión que, sin duda, ha contribuido a que a día de hoy, la lengua de signos cuente con un estatus y un reconocimiento legal. A su vez, también fue autor de otras publicaciones de éxito como “Una voz para un silencio” “El sordo y su mundo” “Historia y Leyendas de España para lectores sordos” e “Historia del Mundo para Sordos”, y casi desde su fundación, director de la revista “Faro del Silencio”.

Impulsor de la cultura sorda y de la enseñanza

Félix Pinedo fue impulsor de numerosas actividades culturales que, además de propiciar el intercambio asociativo sirvieron para poner en valor el patrimonio lingüístico y cultural de la Comunidad Sorda. De hecho, durante su etapa como Presidente de la Comisión de Arte y Cultura de la Federación Mundial de Personas Sordas logró que el nombre de España, de su Confederación y de su red asociativa, se convirtiese  en un ejemplo de superación más allá de nuestras fronteras.

Otro de los aspectos que caracterizó su mandato, fue por su afán por formar y alfabetizar a las personas sordas que habían quedado excluidas del sistema educativo, proyecto que le llevó a organizar cursos de preparación para la obtención del Graduado Escolar para adultos sordos en los que llegó a implicarse como docente. Una labor pedagógica que, de hecho, ha seguido desarrollando hasta hace poco tiempo.

Defensor de los derechos humanos

A lo largo de la trayectoria del presidente de Honor de la CNSE, también hay que destacar la solidaridad con aquellos hombres y mujeres sordos con menos recursos y que viven en países castigados por la pobreza. Cofundador de Ecosol-sord, una organización de cooperación que colabora en  programas y proyectos dirigidos entre otros, a la población sorda en países en vías de desarrollo, en el ámbito de la educación, la promoción de la mujer, y la defensa de los derechos humanos.

Se nos fue Félix Pinedo, un propulsor de la comunidad sorda y parte fundamental de nuestra historia. Un hombre comprometido, sencillo y luchador. Un amigo querido y admirado por todos. Un maestro. Una gran pérdida que nos deja un gran legado, porque como él mismo decía “LAS PERSONAS SORDAS PODEMOS”.  Descanse en paz.

  • imprimir noticia

Esta noticiaha sido migrada a la hemeroteca

Volver al listado

Comentarios

Actualmente no existen comentarios.