Entrevista a Patricia Navas, docente experta en psicología y discapacidad 

Patricia NavasDéborah M. Labrador (Portal Discapnet / 16 Enero 2017)

Navas destaca por sus más de 50 publicaciones y participación en alrededor de 70 congresos sobre discapacidad. Su trabajo profesional en torno al mundo de la discapacidad intelectual acaba de ser reconocido con el Premio "Early Career Award 2017", otorgado por la Asociación Americana sobre Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo (AAIDD). El premio será entregado el 28 de junio en Hartford, Connecticut.

Navas Abre nueva ventana es profesora del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Facultad de Psicología de la Universidad de Salamanca y miembro del Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO). Trabaja en diversos proyectos y estudios para mejorar la calidad de vida y la atención hacia las personas con discapacidad.

Desde Discapnet hemos querido contactar con ella para que nos cuente de primera mano en qué consisten sus trabajos y qué supone este galardón en su carrera...

La Asociación Americana sobre Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo (AAIDD) ha distinguido su trabajo con el premio “Early Career Award 2017”, ¿Qué supone para usted este galardón? ¿Qué se ha valorado principalmente en su carrera profesional?

Para mí supone un honor y un impulso para seguir trabajando el haber sido reconocida por una organización que de manera tan activa y desde hace tanto tiempo se dedica al estudio de la discapacidad intelectual, siendo mundialmente reconocida por ello.

El premio no reconoce un estudio o trabajo concreto, si no una trayectoria activa en jóvenes que se encuentran en los primeros años de su carrera profesional. Así, se valora desde la colaboración en proyectos de investigación hasta la publicación de trabajos científicos y difusión de resultados.

Realmente es encomiable su gran colaboración y experiencia en el campo de la discapacidad. Ya ha participado en más de 50 publicaciones y alrededor de 70 congresos. ¿Cuál de sus estudios o de sus valoraciones cree que ha sido más importante en el campo al que se dedica o ha logrado mejoras más destacadas para las personas con discapacidad?

Todos los estudios en los que he participado constituyen el fruto del trabajo de muchas personas. Tengo la suerte de ser miembro de un Instituto muy activo en el campo de la discapacidad (INICO, de la Universidad de Salamanca) que no para de trabajar, y eso te permite participar en muy diversos proyectos.

En los últimos años, y dentro de equipos liderados por el Catedrático Miguel Angel Verdugo, fundamentalmente he desarrollado mi trabajo en temas como el proceso de valoración de habilidades adaptativas para el diagnóstico de la discapacidad intelectual, la evaluación de la calidad de vida de este colectivo, o el grado de aplicación de la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU (2006).

Para las personas con discapacidad en su día a día, mejorar su calidad de vida es primordial. Hemos recogido su colaboración en un grupo de trabajo en el que se estudia y valora este aspecto, Calidad de vida, apoyos y autodeterminación (Grupo de INICO), ¿qué finalidad tiene este trabajo? ¿a qué reto principal se enfrentan?

En este grupo participan distintos investigadores y diría que el resultado principal de su trabajo ha sido el desarrollo de distintos instrumentos de evaluación. Así, he tenido la oportunidad de colaborar junto con grandes compañeros como Benito Arias, Laura Gómez o Miguel Angel Verdugo, en el desarrollo de instrumentos de evaluación de la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual y otros grupos en riesgo de exclusión social.

También desde el INICO se han desarrollado instrumentos para la evaluación y promoción de la autodeterminación en jóvenes y adolescentes con discapacidad intelectual o la evaluación de sus necesidades de apoyo.

Creo que hay dos retos principales a los que nos enfrentamos a la hora de realizar este tipo de trabajos, los dos de distinta naturaleza. El primero es quizá la dificultad para encontrar financiación, pues la discapacidad aún no constituye un objeto prioritario de estudio. El segundo, aunque siempre lo superamos gracias a la colaboración desinteresada de familiares y profesionales de las organizaciones, es la dificultad de encontrar amplias muestras para el desarrollo de este tipo de trabajos.

Una de sus publicaciones habla sobre conducta adaptativa en personas con discapacidad, la adaptación es importante para afrontar situaciones, para afrontar retos y superar barreras, ¿qué podría explicarnos sobre este estudio que trata el tema?

En este trabajo nos hemos centrado en el desarrollo de una escala de diagnóstico que permita evaluar de manera válida y fiable uno de los tres criterios necesarios para la realización de un diagnóstico de discapacidad intelectual, a saber, la presencia de limitaciones significativas en habilidades conceptuales (ej. leer, manejar el dinero, escribir, etc), sociales (ej. interactuar con los demás, responsabilidad, modales, etc.) y prácticas (actividades de la vida diaria, ocupacionales..).

Durante muchos años el diagnóstico de la discapacidad intelectual ha estado fundamentalmente centrado en la valoración del cociente intelectual, olvidando que muchas de las dificultades con que se encuentran estas personas en su día a día no se derivan de un bajo CI, sino de diversas dificultades para responder a las demandas del entorno en el que viven. Por este motivo, disponer de una herramienta que permita valorar otro tipo de habilidades que englobamos bajo en el nombre ‘conducta adaptativa’ resultará de gran utilidad para mejorar los procesos de valoración y diagnóstico de modo que respondan a las dificultades más reales que experimentan las personas.

¿Hoy día considera que hay suficientes apoyos para las personas con discapacidad? ¿Hacia dónde cree se deben dirigir los esfuerzos para que las personas con discapacidad ganen en derechos, inclusión y calidad de vida?

Nos queda mucho trabajo por hacer para proporcionar todos los apoyos que las personas con discapacidad intelectual necesitan. Las organizaciones están haciendo un trabajo estupendo, alineando sus formas de trabajo con los nuevos paradigmas de atención a la discapacidad intelectual (apoyos, derechos, inclusión), alejándose, o al menos intentándolo, de modelos de trabajo más segregadores.

Pero de nuevo, para lograr la inclusión de este colectivo como dices, el trabajo de las organizaciones y del mundo académico ha de recibir más respaldo por parte de nuestro Gobierno. Por poner un ejemplo, cuando desde la Universidad o el tercer sector de acción social intentamos trabajar por la plena inclusión de aquellos con discapacidades intelectuales y del desarrollo y por la defensa de sus derechos, un buen día te despiertas con la noticia de que el Tribunal Supremo avala que este colectivo no pueda ejercer su derecho al voto. Por eso digo que aún queda trabajo por hacer para que las personas con discapacidad intelectual puedan afirmar que todos sus derechos son respetados como los de cualquier ciudadano. Es esta dirección en la que hemos de seguir trabajando.

Otros estudios o trabajos en marcha…

Ahora mismo tengo la suerte de participar en distintos proyectos de investigación muy interesantes. Junto con Plena Inclusión España, quien este año ha adoptado el lema ‘Todos somos todos’ para visibilizar más a aquellos que presentan grandes necesidades de apoyo, hemos iniciado un estudio bajo el mismo nombre que pretende identificar aquellas áreas en las que este colectivo presenta más dificultades, los apoyos precisan y los recursos de los que disponen para el ejercicio de sus derechos y disfrute de su vida.

Durante la realización de este trabajo (cuyo informe ejecutivo puede consultarse aquí en este enlace informe Abre nueva ventana) hemos identificado que de manera sistemática hemos olvidado las necesidades más excepcionales que presenta este colectivo, lo que ha dado lugar a distintos escenarios de exclusión en los que estas personas a penas tienen acceso al mercado laboral o a estudios primarios, por citar algunos ejemplos.

Por otra parte, ahora mismo estoy dirigiendo un proyecto financiado dentro del programa nacional de I+D del Ministerio de Economía y Competitividad centrado en evaluar el estado de salud y las dificultades a la hora de acceder a servicios sociosanitarios de aquellos con discapacidad intelectual que se encuentran en proceso de envejecimiento. Apenas se han realizado investigaciones en nuestro país en este sentido, por lo que esperamos poder obtener datos relevantes que mejoren la atención sanitaria de este grupo poblacional.

Gracias Patricia por su tiempo, y de nuevo felicitarla por este galardón tan merecido por todo su trabajo e investigación. Estaremos atentos a todos los avances de los nuevos proyectos que desarrollan en este momento, porque es importante ahondar en las necesidades de las personas con discapacidad, y gracias a la investigación y estudios de este tipo poder mejorar sus condiciones y calidad de vida. Gracias por su aportación.

Abre en nueva ventana Enviar a un amigo Volver al índice