Entrevista a Irene Villa por su Proyecto "Flor Dulce de Navidad" 

Discapnet / M.V.Barbero G. (Diciembre 2016)

Irene junto a la presidenta de Down Madrid, Inés Álvarez, y el vicepresidente, Enrique Gil.

Con motivo de las fiestas navideñas queremos dejar nuestro granito de arena con esta entrevista realizada a Irene Villa por su gran proyecto "Flor Dulce de Navidad" de la mano de su Fundación que llega otra vez a nuestras casas por Navidad.

Irene Villa es una gran periodista, también escritora y psicóloga, es amante de los deportes, practica el esquí y ha participado en los juegos paralímpicos. Cuando tenía doce años sufrió un grave atentado junto a su madre en Madrid quedando las dos con graves lesiones que NO han impedido a las dos" seguir con sus vidas y creciendo como grandes personas. Irene fundó la Fundación Irene Villa,Abre nueva ventana desde la que se impulsan varios proyectos dedicados a la integración de las personas con discapacidad a través del deporte, la formación y el empleo.

Entrevista

Estás muy implicada en temas relacionados con la diversidad funcional y colaboras con muchas asociaciones y eventos relacionados como es en esta ocasión con el proyecto solidario "Flor Dulce de Navidad" Cuéntanos cómo surgió este proyecto y la colaboración con las demás organizaciones.

La Flor Dulce de Navidad es el proyecto estrella de nuestra fundación y nació hace tres años ya en Asturias. Todo surgió gracias a un amigo de la familia, Pablo Díaz, que además es el padrino de mi hijo y forma parte de la Fundación Irene Villa. La Flor es un bollo riquísimo que realizamos en Asturias y Madrid con la colaboración de personas con discapacidad de las asociaciones Alarde y Down Madrid. En total, durante estas dos semanas más de 200 personas con discapacidad cuecen, decoran, empaquetan e incluso promocionan este dulce solidario que se vende en estas fechas con el objetivo de realizar proyectos de inserción social y laboral de este colectivo. Cuesta 10 euros y se vende en muchos centros como Carrefour, Vips, Harina, Vait y Viena Capellanes. Además, gracias a la ayuda desinteresada de mucha gente, la recaudación va destinada a financiar proyectos de integración de estas personas que no son ordinarias, ¡sino extraordinarias!

Por tu experiencia en otros años ¿crees que estas navidades se cumplirán las expectativas que tenéis tanto en tu Fundación como las entidades participantes?

Hace unos meses, mi marido Juan Pablo, que dirige nuestra Fundación, nos comentó la idea de incrementar la producción y hacer el proyecto más a lo grande y yo casi le taché de loco. Creía que era demasiado y ahora vemos que no solo se han superado las expectativas sino que se ha multiplicado de una forma que no damos abasto. Estamos todos empleados a fondo en la producción del dulce, en los envíos, en las ventas, etc. Nos están haciendo muchísimos pedidos, incluso hay personas que vienen desde fuera de Madrid a comprarlo… Tanto nosotros, como las entidades participantes y los chicos estamos trabajando mucho pero también tenemos tiempo para divertirnos y disfrutar de este delicioso proyecto.

Su venta realizará en Asturias y Madrid ¿Habéis pensado incluir este proyecto en más ciudades de España?

Irene junto a las personas que hacen el dulce de Navidad. De momento no tenemos infraestructura para llegar a más ciudades, pero queremos estudiar para el próximo año la posibilidad de hacer envíos fuera de Madrid para quien lo solicite. Para ello buscaremos alguna colaboración que haga posible esto sin que se incrementen mucho los gastos porque la idea es rentabilizar todo lo posible las ganancias para proyectos que sean muy productivos y que tengan una continuidad.

Creo que esta iniciativa es un ejemplo de ilusión, inclusión y autonomía porque las personas que elaboran este dulce son personas con discapacidad ¿Ellos saben por qué y para qué hacen estos dulces?

Sí! Por supuesto que sí. Como ya es el tercer año que se realiza esta acción, muchos de ellos repiten cada año y están encantados. Saben que forman parte de un proyecto que además de divertirles también les beneficia de una forma directa.

Este proyecto en el que colaboras es uno más de los muchos en los que tú misma colaboras y no solo en lo referente a la discapacidad intelectual ¿En qué otros proyectos estás colaborando o que quieras comentarnos?

A mí personalmente me cambió la vida el deporte, gracias a la Fundación También. Por ello tenemos en mente diferentes proyectos relacionados con las bicicletas adaptadas, piragüismo, esquí... Otro de nuestros proyectos que en 2017 también cumplirá tres años, es “Un mar de capacidades”, en el que unimos personas con discapacidad con personas en riesgo de exclusión social para hacer deportes acuáticos en Mallorca. También nos gustaría ampliar ciudades pero de momento ¡Llegamos donde llegamos!

Uno de los objetivos de la Fundación Irene Villa es la formación de personas con discapacidad para su inserción laboral y también el deporte ¿De qué manera la Fundación ayuda en estos objetivos?

Con la Flor Dulce de Navidad fomentamos la formación y la inclusión laboral de una forma directa, con los chicos que participan, pero también de manera indirecta ya que a través de la recaudación que se obtiene se financian proyectos de formación e inserción laboral dentro de las propias entidades colaboradoras. Por otro lado, fomentamos el deporte adaptado y las jornadas de ocio inclusivo con actividades como la ya mencionada “Un mar de capacidades". Además, colaboramos en todo lo que podemos con otras asociaciones dándoles apoyo y difusión en actividades.

Dinos un deseo para el 2017.

Me gusta bautizar cada año con un gran deseo y hasta ahora he tenido la suerte de haber cumplido casi todos. Un año pedí paz y afortunadamente se acabó el terrorismo, otro en salud y me curé de una bacteria muy resistente, también pedí ampliar la familia y se cumplió,… Ahora pido salud para todo el mundo, tengo gente a mi alrededor lidiando sus propias batallas y creo que lo más importante es la salud, porque lo demás está en nuestra mano.

Muchas gracias Irene por contestar a todas nuestras preguntas, desde el portal Discapnet y en mi nombre te felicitamos las fiestas y que se cumpla tu deseo para el 2017, un abrazo

Para realizar un pedido de este dulce de Navidad se puede hacer en este correo: turismo@contacto@fundacionirenevilla.org, más información de la Fundación Irene Villa y sus proyectos en la página web Fundación Irene Villa.Abre nueva ventana