¿Conoces las funcionalidades de los exoesqueletos?

Los exoesqueletos, si nos ceñimos a su definición original, son los esqueletos externos que sirven para proteger el cuerpo de algunos tipos de animales, por ejemplo, arañas o crustaceos.

Esta idea de la naturaleza ha sido tomada por el ser humano y desarrollada a lo largo de los siglos, pasando de las corazas o armaduras que recubrían a los combatientes en la lucha, hasta hoy, donde la innovación y las tecnologías han dado lugar a nuevas funcionalidades para los exoesqueletos.

mano robotica y mano de persona, exoesqueletos

¿Qué funciones se les pueden dar a los exoesqueletos?

En la actualidad se ha tomado el relevo y se busca que los exoesqueletos puedan ayudar en medicina y rehabilitación para mejorar las capacidades de las personas con discapacidad.

Además de ese uso, también se le puede sacar rendimiento para mejorar las capacidades de los trabajadores.

Uno de los primeros lugares donde podíamos toparnos con un exoesqueletos era en ferias dedicadas a tecnologías y mundo senior. Los exoesqueletos estaban pensados para mejorar la capacidad en aquellas personas que la veían reducida debido a su edad, las personas mayores.

Y hoy, podemos leer artículos, donde de nuevo el público potencial de los exoesqueletos siguen siendo las personas mayores, pero en este caso, para poder alargar su vida laboral o al menos facilitar la tareas más pesadas los últimos años antes de la jubilación.

Esta investigación tecnológica parece llegar de Japón, donde se había pensado en los exoesqueletos para ayudar al trabajador a levantar cargas pesadas, poder hacer más descansos o mejorar su movilidad.

Pero el ejemplo no queda tan lejano, ya que aquí en España hay empresas que ya lo están probando en sus plantas de trabajo, y hay empresas, que están investigando para mejorar y perfilas las funcionalidades de los exoesqueletos industriales.

Una de estas empresas es Gogoa Mobility Robots. Es la única empresa española que está diseñando y vendiendo exoesqueletos para su uso industrial.

Como ellos mismos dicen a través de la web de su spin off Cyber Human Systems (división que ha surgido dada el gran potencial de los exoesqueletos): "Nuestros productos están diseñados para ayudar al trabajador a realizar su trabajo de una manera más cómoda y reducir las lesiones en su día a día".

Aunque Gogoa además de trabajar en exoesqueletos industriales, también cuenta con el primero exoesqueleto activo con certificación para su comercialización y uso. Hoy día ya es una realidad en diversos centros y unidades de rehabilitación clínica (más información en la entrevista a Gogoa).

Exoesqueletos industriales

Los exoesqueletos industriales buscan ser un apoyo para el trabajador.

Desde CHS ya comercializan exoesqueletos para la zona lumbar y para la parte superior del cuerpo, con diferentes opciones según la tarea del trabajador.

El exoesqueleto Aldak permite que el trabajador pueda levantar pesos, de hasta 15 kilos, sin dañar su zona lumbar. Tiene un sistema para apoyar al operario cuando tiene que levantar mucho peso o realizar movimientos que pudieran ser repetitivos y dañar su espalda.

Además, todos estos modelos se pueden personalizar para cada persona y su mantenimiento es fácil.

Por su parte, los exoesqueletos superiores ofrecen apoyo al trabajador para sus brazos. Así le ayuda si tiene hacer tareas repetitivas o levantar los mismos durante mucho tiempo.

Las empresas apuestan por esta opción porque permite facilitar al trabajador las tareas más pesadas (distribuyendo la carga), y además evita que pueda lesionarse. Además, no necesitan espacios extras o mucho mantenimiento. El trabajador puede usar su exoesqueleto como cualquier otra parte de su uniforme de protección (ejemplo los chalecos), aunque eso sí, necesitará que otra persona pueda ajustarlo y darle los últimos ajustes.

Exoesqueletos para rehabilitación y fisioterapia

Dado que el exoesqueleto es una especie de armadura robotizada, puede ayudar a la persona que lo lleva puesto a realizar acciones, que quizá sin esta ayuda, serían imposibles de realizar.

Existen exoesqueletos que ya pueden ayudar a caminar a personas con movilidad reducida.

También se están usando para otras funciones cotidianas, que personas con una discapacidad severa no podían realizar.

Investigadores del Grupo de Neuroingeniería Biomédica de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche presentaban en 2018 un exoesqueleto robótico. Este modelo estaba anclado a una silla de ruedas. Su función era la de asistir a personas con distintos grados de discapacidad para sus tareas más cotidianas como comer, beber o asearse. En este caso el exoesqueleto cumple la función de dar autonomía a la persona con discapacidad.

Por su parte, desde TECNALIA, centro de investigación y desarrollo tecnológico, cuentan con un laboratorio de neurorrehabilitación para análisis del movimiento dotado con innovadores sistemas, de los pocos que existen a nivel mundial.

La meta del laboratorio es desarrollar herramientas médicas para mejorar la calidad de vida de pacientes. Se especializan en el apoyo y rehabilitación a personas con daños motores, como hemiplejía (después de un ictus), espina bífida o discapacidad neuromuscular.

También están probando los prototipos elaborados por las empresas del sector. Entre sus funciones en el ámbito de la medicina está la personalización de los tratamientos de rehabilitación que podrán realizar los propios especialistas clínicos.

Premios Discapnet a Marsi Care

En la quinta edición los Premios Discapnet se reconocía a ‘Marsi Care’, de la empresa Marsi Bionics, creadora de dos exoesqueletos personalizados para terapias de niños con enfermedades neurológicas.

En concreto, fue el premio al mejor proyecto de emprendimiento con impacto social para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad a través de las TIC.

Se quiso reconocer el diseño de los exoesqueletos ATLAS y MAK para personalizar la terapia de enfermedades neurológicas. Ambos se usan desde 2015 para terapias con 11 niños en los hospitales Sant Joan de Déu (Barcelona) y Ramón y Cajal (Madrid). Con este premio podrán crear un centro para el desarrollo de esta terapia.

Exoesqueletos en cursos de verano

Los exoesqueletos incluso han sido el tema central de cursos de verano como el impartido por la Asociación Verdiblanca. Su fin es que todos puedan conocer las innovaciones tecnológicas que facilitan la vida a las personas con diversas discapacidades.

Antonio Sánchez de Amo, presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca, afirma “Tenemos que invertir en investigación para que el futuro no sea de una población cada vez más dependiente, sino al contrario, y para ello tenemos que demostrar que eso es posible".

Todo un universo por descubrir y sobre el que seguir ampliando, trabajando e innovando, para que en un futuro, estos exoesqueletos logren mejorar el día a día de todas las personas.