SALUD

Síndrome del Cuidador Primario

El síndrome del cuidador, medidas preventivas

Más de un millón y medio de familias viven dedicadas al cuidado de sus mayores dependientes (con discapacidad severa) o enfermos crónicos en su propio domicilio. Una tarea de gran esfuerzo y poco reconocida por la sociedad, que es llevada a cabo por cuidadores no profesionales también llamados "cuidadores informales", y que ha dado lugar al nacimiento de otra enfermedad: el síndrome del cuidador o sobrecarga del cuidador.

Es muy frecuente que, al hablar de dependencia, nos fijemos siempre en el afectado directo, en el paciente y olvidemos a las personas que, cada día, dedican gran parte de su tiempo a cuidar de estos enfermos con poca ayuda. En nuestro país, en el 80% de los casos son los propios familiares quienes se encargan de estas personas, y en la mayoría de las ocasiones, son las mujeres las que dedican su vida a hacerse cargo de aquellos que requieren cuidados constantes, principalmente las hijas de los afectados.

El síndrome del cuidador suele estar provocado por la dificultad que entraña para el cuidador el cambio radical de su modo vida y el desgaste que provoca ver cómo un ser querido va perdiendo progresivamente sus facultades físicas y psíquicas; pasando, conforme avanza el curso de la enfermedad, de ser un mero supervisor de las actividades del paciente al que le procura los cuidados más básicos. También puede sobrevenir la pérdida de autonomía del familiar de manera repentina, por ejemplo, a través de un derrame cerebral o un traumatismo, con lo que de un día para otro cambian los proyectos vitales.

Bibliografía:

  • AFAGI (Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer de Guipúzcoa) "Manual de formación para cuidadores y para familiares de pacientes afectados de enfermedad de Alzheimer".
  • Federación de Asociaciones de enfermos de Alzheimer "En casa tenemos un enfermo de Alzheimer".