SALUD

Infertilidad

Descripción:

El diagnóstico de infertilidad se establece cuando no se produce el embarazo después de que una pareja haya mantenido relaciones sexuales sin protección durante más de un año. Las probabilidades de producirse un embarazo disminuyen en las mujeres mayores de 35 años. De estas, hasta un tercio padecen infertilidad.

Se calcula que aproximadamente un 15% de las parejas no consiguen un embarazo después de un año de relaciones sexuales sin medidas anticonceptivas.

En un 30% de los casos la causa es del varón exclusivamente, mientras que en un 20% la causa es de los dos.

Esterilidad masculina

La esterilidad masculina puede ser por:

  • Infertilidad o “mala calidad” del semen.
  • Impotencia. La impotencia es la imposibilidad de alcanzar y/o mantener una erección de suficiente rigidez que permita una relación sexual satisfactoria.

Subir al menú

¿Qué le preguntará su médico?:

De forma simplificada, las causas de la esterilidad masculina pueden ser:

  • Por “mala calidad” del semen o infertilidad.
  • Por problemas para la salida y correcta llegada de los espermatozoides al cuello del útero o impotencia.

Las lesiones o enfermedades que producen defectos en la correcta formación de los espermatozoides son la causa más frecuente de esterilidad masculina.

Estos defectos van desde la ausencia total de formación de espermatozoides (azoospermia) a la formación correcta pero en número insuficiente (oligospermia), pasando por todo tipo de alteraciones en su forma o función (teratospermia y astenospermia).

Las causas de estas alteraciones en la formación de espermatozoides pueden estar en el propio testículo o fuera de él.

Entre las causas testiculares destacan algunas enfermedades congénitas, generalmente de origen cromosómico, que producen errores en el correcto desarrollo de los testículos. También hemos mencionado que la criptorquidia puede alterar la función de estas glándulas y no podemos olvidar que cualquier enfermedad o lesión adquirida durante la vida y que afecte a los testículos puede alterarlos hasta incapacitarlos para su función.

Entre las causas externas a los testículos existe gran variedad de tóxicos que afectan a la formación de espermatozoides. De éstos los más importantes son el tabaco y el alcohol, sobre todo consumidos en exceso. También ciertas drogas y medicamentos, sobre todo los fármacos quimioterápicos utilizados en el tratamiento de muchos cánceres, pueden ser causa de esterilidad.

Por último, enfermedades endocrinológicas que afectan al correcto control hormonal del medio interno tienen como consecuencia la alteración en la espermatogénesis o formación de espermatozoides. Entre ellas son de destacar por su frecuencia las enfermedades del tiroides y las enfermedades de la hipófisis, glándula situada en la base del cerebro y que regula la función de los testículos mediante la secreción de ciertas sustancias.

Subir al menú

Diagnóstico:

El estudio inicial de infertilidad de una pareja debe de incluir una evaluación del varón y de la mujer. Esto incluirá:

  • Análisis del semen: se debe de analizar el semen en las primeras dos horas de la eyaculación, después de 48 horas de abstinencia eyaculatoria. Si un primer análisis muestra alteraciones, se deben de analizar dos muestras más, separadas por un intervalo de dos semanas.

  • Estudio de la ovulación en la mujer. Se puede realizar mediante:
    • Registro de la temperatura corporal basal para determinar el momento o pico ovulatorio.
    • Medición de los niveles de progesterona sanguíneos una semana después de la ovulación.
    • Medición de los niveles en orina de la hormona hipofisaria LH (hormona luteinizante).
    • Biopsia de endometrio para el estudio de la ovulación sobre el tejido celular de la ovulación.
  • Estudio de la interacción esperma-moco mediante el estudio del moco cervical pocas horas (2-8 horas) después de mantener relaciones sexuales.

Una vez realizadas estas pruebas y según los resultados obtenidos se ampliará el estudio con otros métodos diagnósticos: la histerosalpingografía (estudio de la cavidad uterina y de las trompas de Falopio mediante la introducción de un material de contraste), una laparoscopia, un estudio analítico de las posibles causas endocrinas (glucemia basal, hormonas tiroideas, niveles de prolactina, FSH y LH...).

A pesar de un estudio completo hasta en un 5-10% de las parejas no se identifica la causa de la infertilidad.

Subir al menú