SALUD

Gripe

Descripción:

Se trata de una infección aguda respiratoria, muy contagiosa, de origen vírico.

La gripe es una enfermedad en la que se afecta el epitelio respiratorio debido a la inoculación de un virus que procede de las secreciones respiratorias de otras personas infectadas.


Síntomas:

El periodo de incubación es de dieciocho a treinta horas pudiendo durar hasta tres días. Normalmente el comienzo es brusco apareciendo una cefalea frontal intensa, dolores musculares generalizados y fiebre elevada. Aparece también tos o estornudos, sensación de taponamiento nasal, rinorrea, picor y escozor de ojos, dolor de garganta etc.

Los enfermos se encuentran extremadamente postrados, a veces de forma alarmante.


¿Qué le preguntará su médico?:

Médico examinando a pacienteAunque la gripe se considera una enfermedad banal, lo cierto es que la media de muertes por gripe en España está alrededor de las 3000 al año. Y el 80 a 90 % se produce en los mayores de 65 años, de forma especial en los que tienen enfermedades crónicas, como diabetes, enfermedades respiratorias o cardiovasculares.

Se ha comprobado que pocas partículas inhaladas en forma de aerosol o cantidades mayores en suspensión líquida goteadas en la nariz dan lugar a la aparición de la enfermedad. Las infecciones por trasferencia de secreciones pueden dar lugar a la aparición de la enfermedad. Las infecciones por inhalación pueden aparecer por la formación de aerosoles mediante estornudos, tos u otros tipos de descargas bruscas e inesperadas.El contagio se produce en locales cerrados y en grandes aglomeraciones como cines, teatros, medios de transporte públicos, etc .

Tras la inoculación los virus se multiplican a cantidades máximas en unos pocos días. Las células que se infectan por el virus son aquellas que cubren el tracto respiratorio.

Cada cierto tiempo se producen epidemias mundiales de gripe (pandemias) de mucha gravedad. La más importante ocurrió en 1918, con 20.000.000 de fallecimientos por la enfermedad. Otra de gran difusión fue la llamada epidemia de gripe asiática de 1957.

Subir al menú

Diagnóstico:

Se hace fundamentalmente por la clínica. En ella concurren la sintomatología, el ámbito en que se produce la enfermedad y la estación, que preferentemente es la invernal.


Duración:

Viene a durar aproximadamente unos siete días.


Prevención:

Existe un grupo de enfermos, como son los ancianos o aquellos que tienen una enfermedad de base, más susceptibles para desarrollar complicaciones graves de la gripe (neumonía posgripal, descompensación orgánica,...) a los que se recomienda la vacunación a principios de otoño, con las cepas previsibles.

Los pacientes con EPOC deben vacunarse contra la gripe todos los años, para evitar esta grave infección, causante incluso de muerte en casos de enfermedad avanzada.

Existen personas con riesgo moderado y otras con riesgo elevado, tal y como se indica en la tabla:

Grupos de riesgo elevado

  • Personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares crónicas
  • (asma, bronquitis crónica, problemas en las válvulas del corazón, angina o antiguo infarto de miocardio...)
  • Ancianos que vivan en residencias u otras instituciones cerradas

Grupos de riesgo moderado:

  • Mayores de 65 años
  • Personas con otras enfermedades crónicas como diabetes, anemia inmunodepresión o fallo renal
  • Personal sanitario
  • Familiares de personas de riesgo
  • Otras personas que quieran disminuir el riesgo de tener gripe

Se debe de administrar a estos grupos la vacuna antigripal todos los años, con las cepas que recomienda la OMS.

Uno de los principales problemas del virus de la gripe es su capacidad para cambiar, mediante mutaciones o modificaciones en sus genes. Los cambios en los genes dan lugar a cambios en la estructura del virus.

Por ello cada año pueden aparecer nuevos virus, que presentan pequeñas o grandes variaciones respecto a los de años anteriores. Y nuestro sistema inmunitario, que ya había aprendido a defenderse de los anteriores virus de la gripe, no es capaz de reconocer los nuevos virus modificados, y al no responder con la rapidez suficiente volvemos a contraer la gripe.

  • Por eso todos los años la OMS (Organización Mundial de la Salud) prepara una vacuna que contiene los virus más frecuentes de las temporadas anteriores.
  • La vacuna de la gripe se realiza con virus o trozos de virus que están muertos. Es una vacuna inactivada. Por ello no puede producir la enfermedad en la persona que se vacuna.
  • Lógicamente, la eficacia de la vacuna depende de cuánto se parezca la vacuna al virus mayoritario esa temporada. La duración de la protección es aproximadamente de seis meses. Por eso no es conveniente vacunarse antes de octubre o noviembre.
  • La vacuna se administra por vía intramuscular, normalmente en el brazo.
  • Las reacciones adversas de la vacuna suelen ser de tipo local. Puede aparecer enrojecimiento o dolor en la zona de la inyección en uno de cada tres. Las reacciones generales, como fiebre o malestar son mucho más raras, y además suelen ser leves y pasajeras.
  • La vacuna está contraindicada en caso de alergia al huevo.

Subir al menú

Tratamiento:

La gripe es una enfermedad de curso limitado que no requiere ningún tratamiento específico salvo complicaciones.

Es importante el reposo en cama, que combate le profunda astenia que presentan estos enfermos. Se deberá dar dieta blanda y líquidos en abundancia. Es importante también la administración de antitérmicos y analgésicos. Los tratamientos antibióticos no actúan ni previenen.


Pronóstico:

Se trata de una enfermedad banal y de curso breve. Aún así existe un grupo de enfermos más susceptibles como son los ancianos o aquellos que tienen una enfermedad de base.