SALUD

Cefaleas

Descripción

Una mujer con la mano en su cabeza por padecer CefaleasLa mayoría de los dolores de cabeza son de carácter benigno, pero en algunas ocasiones puede existir una enfermedad de base que ponga en peligro la vida del individuo, por lo que es fundamental conocer las posibles causas de cefaleas y los signos de alarma que pueden avisarnos de la presencia de algún problema importante.

  • Clasificación:
  • Migrañas o jaquecas.
  • Cefaleas tensional.
  • Cefaleas crónica.
  • Cefaleas en racimos o de Horton.
  • Neuralgia del trigémino.
  • Cefaleas asociadas a infecciones (meningitis, encefalitis, sinusitis...).
  • Cefaleas asociadas a trastornos vasculares (hemorragias o infartos cerebrales).
  • Cefaleas asociadas a traumatismos craneales.
  • Cefaleas asociadas a problemas oculares (glaucoma, alteraciones de la agudeza visual...).
  • Cefaleas provocadas por factores ambientales o externos (frío, altura, pantallas de vídeo y ordenador...)
  • Cefaleas secundarias a consumo o abstinencia de tóxicos o fármacos (monóxido de carbono, plomo, setas, vasodilatadores, anticonceptivos...).

Síntomas

Migraña, jaqueca

Se denomina migraña o jaqueca a un dolor de cabeza intenso, púlsatil, normalmente hemicraneal, es decir, afecta al lado izquierdo o derecho de la cabeza, que se acompaña de nauseas o vómitos y habitualmente va precedido de una sensación extraña, llamada “aura”.

La jaqueca es en general un cuadro muy típico y conocido, sobre todo por los enfermos que la padecen; se caracteriza por existir primero una fase denominada “aura”, que los enfermos reconocen como manifestaciones extrañas, que pueden ser sensitivas, auditivas o visuales (“chiribitas” o destellos luminosos). Estas últimas son las más frecuentes y avisan o anuncian la llegada de la crisis de jaqueca.

A continuación aparece un dolor intenso, localizado normalmente en un lado, derecho o izquierdo de la cabeza, púlsatil, como en latidos, que dura entre 4- 72 horas y se acompaña de nauseas, vómitos, foto y fonofobia, esto quiere decir que les molestan mucho los ruidos y la luz.

En general el enfermo presenta mal aspecto y palidez, pero la exploración física y neurológica es normal.

Otras veces, las jaquecas no presentan aura ni este cuadro tan característico, o bien se acompaña de otros síntomas, por ejemplo en las migrañas oftalmopléjicas, en las que aparece una parálisis del III par craneal.

Cefalea tensional

El dolor de cabeza es bilateral, de carácter opresivo, continuo, localizado en la región frontal u occipital (nuca). Puede durar desde unos minutos hasta varios días y la intensidad suele aumentar a lo largo del día. Se acompaña a veces de insomnio y dificultad para concentrarse.

Cefalea crónica diaria

Son dolores de cabeza que se presentan diariamente, durante meses y que normalmente se han desencadenado por la ingesta habitual y sin control médico, de analgésicos con cafeína o ergotamina. Es muy frecuente en mujeres que padecen jaquecas y acostumbran a automedicarse, abusando de la medicación, se produce entonces un efecto rebote, que hace que se intensifique el dolor al tomar los fármacos.

Es un dolor continuo, opresivo, en toda la cabeza, que muchas veces precisa ingreso en el hospital para su tratamiento, ya que hay que deshabituar al enfermo de la medicación.

Cefalea de Horton o en racimos

Se caracteriza por un dolor punzante, intenso, unilateral, alrededor del ojo, que se acompaña de lagrimeo, cierre del párpado, alteraciones pupilares, congestión o rinorrea nasal y sudoración.

Los ataques de dolor duran entre 15 minutos y 3 horas, se presentan varias crisis, durante 3-16 semanas, seguido de un periodo entre 2 y 12 meses sin ataques, es decir, tiene un patrón temporal típico, se presentan aproximadamente a las mismas horas, en días consecutivos “grupos o racimos”, separados por meses sin crisis.

Neuralgia del trigémino

Otro tipo de cefaleas raras pero no tan grave, en la que el dolor afecta a la cara en forma de relámpago instantáneo, muy intenso. Afortunadamente tal molestia dura pocos segundos, pues de lo contrario sería insoportable. Suele haber un estimulo “gatillo”, que cuando ocurre “dispara” u ataque de dolor, como comer o tocar algún punto específico de la cara.

Predomina en mujeres y resulta difícil de tratar. Para ello se emplean fármacos antiepilépticos (contra las convulsiones) con éxito. El paciente no debe alarmarse si su médico le hace tal recomendación ya que se trata de un tratamiento eficaz y contrastado, y en modo alguno significa que sea epiléptico.

Causas y frecuencia de la enfermedad

Las cefaleas o dolor de cabeza son unos de los motivos de consulta más frecuentes en nuestra sociedad, se calcula que aproximadamente el 90 % de la población sufre en algún momento de su vida un dolor de cabeza.

Casi todos los tipos de dolor de cabeza son más frecuentes en mujeres y tienen un componente hereditario, existiendo varios casos en la misma familia.

Migraña

Es muy frecuente, la padece aproximadamente un 10 % de la población. En el 70 % de los casos existen antecedentes familiares y es más frecuente en mujeres. Predomina en adolescentes y adultos jóvenes.

Actualmente no se conoce la causa exacta de la jaqueca. Algunos estudios indican que puede haber una alteración en el metabolismo de una sustancia llamada serotonina. En otros casos, parece que influyen trastornos de la circulación sanguínea cerebral. No tiene relación con la inteligencia ni con la personalidad o perfil psicológico.

Lo que si está muy bien estudiado, y comprobado por los propios enfermos, son los factores que desencadenan las crisis de migraña:

  • Tensión o estrés: en ocasiones la jaqueca se produce cuando cesa la situación de estrés, es lo que llamamos “migraña del fin de semana”.
  • Falta o exceso de sueño.
  • Menstruación en las mujeres.
  • Alcohol.
  • Algunos fármacos: como los anticonceptivos orales.
  • Alimentos ricos en tiamina, nitritos o ciertos colorantes: queso añejo, chocolate, ahumados, frutos secos, plátanos, vino tinto...
  • Cefalea tensional:
  • Es muy frecuente, aparece normalmente a partir de los 20 años y predomina en el sexo femenino. En el 40 % de los casos existen antecedentes familiares.
  • Las causa principales que la desencadenan son:
  • Tensión, ansiedad o depresión.
  • Mala postura, contracturas musculares, sobre todo de los músculos cervicales.
  • Artrosis cervical.
  • Abuso de analgésicos.
  • Exceso de cafeína.

Cefalea de Horton

También se conoce como cefaleas “suicidas “, por la intensidad del dolor. Es más frecuente en hombres. Aparece entre los 30-40 años. En ocasiones se ha relacionado con traumatismos o cirugías craneales previas.

Las crisis se pueden desencadenar por:

  • Alcohol.
  • Aire frío o caliente.
  • Estrés.
  • Sueño, es típico la aparición tras la siesta.
  • Algunos fármacos, como la nitroglicerina.
  • El tabaco no desencadena las crisis, pero puede hacer que no respondan al tratamiento.
Tipos principales de dolores de cabeza:
 MigrañaCefalea tensionalCefalea crónicaCefalea de HortonNeuralgia del trigemio
FrecuenciaVariableVariableDiariaMenstruaciónVariable
Duración4-72 hminutos-semanasmeses1-3hCorto
Localiza-ciónHemicranealfrente-nucacompletaPeriorbitariahemicara
Signos acompa-ñantesAuraNo tieneNo tieneLagrimeoNo tiene
Nauseassudor
Fotofobiaansiedad
Caracte-rísticasMujerMujerMujerVarónMujer
Zona gatillo

Diagnóstico

Migraña, jaqueca

Si la historia clínica que relata el enfermo es compatible con crisis de jaqueca, no es necesario realizar ninguna otra prueba. Solo se harán pruebas de laboratorio y estudios radiológicos, si se sospecha que pueda existir una enfermedad de base (tumor, aneurismas...). Si el enfermo presenta rigidez de nuca y fiebre elevada es necesario hacer una punción lumbar.

Las características del dolor de cabeza: tipo, frecuencia, duración, localización, signos acompañantes, junto con la tipología del paciente, serán básicas para llegar al diagnóstico.

Duración

En general, la cefalea es un problema crónico, es decir dura muchos años, a veces toda la vida, repitiéndose en crisis, con mayor o menor frecuencia e intensidad, dependiendo del tipo de cefalea.

PrevenciónImagen de vaso con pastilla efervescente para prevenir Cefaleas

  • Atención: Si tienes crisis de jaqueca, recuerda:
  • Duerme las horas necesarias.
  • Realiza ejercicio físico de forma regular.
  • Evita el alcohol y los alimentos que te desencadenan las crisis.
  • Procura evitar el estrés, practica ejercicios de relajación.
  • Lleva siempre a mano, los medicamentos que ya conoces y sabes que te evitan las crisis.
  • Atención: Recuerde, no se automedique ni abuse de la medicación pautada por su médico, el dolor de cabeza puede empeorar.

Tratamiento

Migraña: en general las crisis de jaqueca se alivian con el sueño y disminuyen su intensidad y frecuencia durante el embarazo.

Se distinguen tres tipos de tratamientos:

Abortivo

Se trata de evitar que se desencadene la crisis completa en un determinado momento: Sólo resulta útil si se toma la medicación cuando comienza el aura; los fármacos empleados son ergotamínicos, sumatriptan y derivados.

De la propia migraña

Lo más conveniente es que el enfermo permanezca en una habitación oscura, sin ruidos, se pueden aplicar compresas frías en la zona dolorida y como fármacos utilizaremos los analgésicos típicos, paracetamol ó aspirina. Si el enfermo vomita se dará medicación para impedirlos.

Profiláctico

Es el tratamiento que se usa para prevenir o disminuir la frecuencia o intensidad de las crisis; habitualmente sólo se emplea si se presentan más de tres episodios al mes o si la intensidad de las mismas es tal que interfiere con la vida laboral y social de las personas. Los fármacos más utilizados son: beta-bloqueantes, antagonistas del calcio y antidepresivos.

Es fundamental que los enfermos con migrañas, aprendan a identificar los factores desencadenantes de las crisis e intenten evitarlos.

Cefalea tensional

El tratamiento consiste sobre todo en evitar las causas desencadenantes:

  • Minimizar el estrés.
  • Realizar técnicas de relajación.
  • Adoptar posturas correctas cuando estamos sentados, en el trabajo, al conducir...
  • Practicar ejercicio físico, sobre todo de tipo aeróbico.
  • Analgésicos habituales: paracetamol, aspirina.

Se trata con analgésicos simples como ácido acetilsalícilico, paracetamol u otros analgésicos. Cada persona responde mejor a uno u a otro analgésico. Es importante que sólo se consuman estos calmantes cuando sean realmente necesarios, pues su abuso crónico puede producir, paradójicamente, una cefalea crónica medicamentosa de muy difícil tratamiento. En pacientes muy ansiosos, el uso de sedantes a dosis bajas y durante un periodo de tiempo limitado suele resultar beneficioso. El problema de esta última recomendación es la relativa facilidad con la que ciertas personas se habitúan al consumo de estos fármacos, haciéndose “dependientes” de los mismos. La automedicación con estos tranquilizantes (diacepam y derivados) es peligrosa.

Cefalea de Horton

El tratamiento consiste en administrar analgésicos potentes, siendo muchas veces necesaria atención hospitalaria, dada la intensidad del dolor. Parece que mejoran proporcionándoles oxigeno en mascarilla.

¿Cuándo debe de acudir al médico?

  • Atención: Signos de alarma de las cefaleas:
  • Jaquecas que se inician a partir de los 30 años.
  • Dolores de cabeza asociados a rigidez de nuca, convulsiones o problemas neurológicos.
  • Cefaleas con fiebre elevada.
  • Cefaleas desencadenadas por esfuerzos, tos o estornudos.
  • Dolor de cabeza intenso, localizado y permanente, que no cede con los tratamientos normales.
  • Cefalea en enfermo obnubilado o semicomatoso.

Ante cualquiera de estos signos, consulte a su médico.

Sí las crisis de migraña, aumentan de frecuencia, intensidad o cambian de características, consulta con tu médico.