SALUD

Bulimia

Una joven pensado

Descripción:

La Bulimia es un trastorno alimenticio caracterizado por una ingesta excesiva e irregular de comida. Acompañado de episodios de culpa y provocaciones del vómito. El enfermo utiliza también diversos métodos para provocarse la evacuación. Entre ellos, destaca la ingesta de laxantes, utilización de edemas y diuréticos. Hay que recalcar que intentan ocultar a toda costa su comportamiento. A pesar de ser conscientes de que éste es irregular, lo que les produce un rechazo hacia su propia persona y fuertes sentimientos de culpabilidad

Causas

Se desconoce la causa exacta de la bulimia. No obstante, tiene una gran influencia los factores psicosociales, familiares, culturales y también los factores genéticos.

Demografía

Las mujeres, las niñas, y sobre todo las adolescentes son la población donde hay una mayor incidencia de la enfermedad, mucho más que en hombres. No obstante, el número de varones afectados se ha incrementado exponencialmente en los últimos años.

Síntomas

Bocadillo de queso con lechuga

Como hemos mencionado anteriormente, los bulímicos tienden a ocultar su comportamiento compulsivo. Por lo que lo más importante es detectar ciertos indicios entre los que cabe destacar:

  • El hecho de que acudan inmediatamente al baño después de cada comida.
  • De repente y de manera inexplicable desaparecen grandes cantidades de comida.
  • Observamos que el afectado consume a menudo laxantes, diuréticos o productos para adelgazar. (Si le preguntamos es posible que nos conteste que se encuentra estreñido por los nervios o cualquier otra excusa). Un adecuado diagnóstico es posible que el especialista realice diversos exámenes  y exploraciones que dejen al descubierto entre otras cuestiones los siguientes signos:
    • Deterioro en el esmalte.
    • Inflamación de las encías.
    • Vasos sanguíneos rotos por el esfuerzo al vomitar.
    • Boca seca.
    • Bolsas en la comisura de los labios.
    • Granos y sarpullidos en la piel.
    • Pequeñas cortaduras y callosidades en las puntas de las articulaciones de los dedos debido como consecuencia de provocarse el vómito.

Una joven tomando un café junto a un ordenador

Tratamiento

En raras ocasiones, los bulímicos necesitarán hospitalización a no ser que la bulimia vaya acompañada con anorexia nerviosa o que se traten de casos extremos. En cuyo caso debe ir a unidades especializadas dentro del centro  hospitalario o a centros privados especializados en temas de trastornos alimenticios.

Es frecuente acudir a grupos de apoyo. En caso de que no funcione este recurso, se suele recurrir en primer lugar, a la terapia cognitivo conductual así como a la nutricional. Los antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la retractación de la serotonina se emplean a menudo para la bulimia. Recuerde que toda  medicación debe ser prescrita por un especialista.

Es importante tener presente:

  • Las recaídas son algo muy frecuente. Este, no es motivo para venirse abajo.
  • El proceso no es nada fácil y requiere un enorme esfuerzo por parte de los pacientes y su entorno más cercano.
  • Es posible que no se dé con la terapia adecuada a la primera y que haya que seguir buscando una para obtener  resultados.

Es importante no olvidar estas cuestiones, la paciencia y la perseverancia son grandes aliados contra esta enfermedad.

Pronóstico

Una joven comiendo bombones de chocolateEsta enfermedad es crónica y en muchas ocasiones los pacientes siguen presentando síntomas a lo largo de toda su vida. Aquellos que toman la decisión de formar parte activa en la terapia son los que mayor esperanza tienen de recuperarse.

Consecuencias:

La bulimia puede acarrear otros problemas de salud. Algunos de los cuales son:

  • La deshidratación.
  • Las caries en los dientes.
  • Estreñimiento.
  • En la mansión inflamación del páncreas (pancreatitis).
  • Inflamación de la garganta.
  • Rupturas en  el esófago a causa de los continuos vómitos.
  • Desequilibrios electrolíticos.

Precauciones

En la actual sociedad de la información, es frecuente que estos enfermos recurran a páginas webs y foros donde diversos afectados intercambian modos efectivos de provocarse el vomito.

Fuente consultada: Medline Plus.