NUESTROS DERECHOS

Prestaciones de la LISMI

Subsidio de garantia de ingresos mínimos.

La LISMI, que es la Ley de integración de las personas con discapacidad, establece, en su art. 14, un subsidio compensador genérico de la pobreza que se presume como consecuencia de la incapacidad para satisfacer las necesidades que la discapacidad produce:

Art. 14, Uno. "Todo persona con discapacidad mayor de edad cuyo grado de discapacidad exceda del que reglamentariamente se determine, y que por razón del mismo se vea imposibilitado de obtener un empleo adecuado, tendrá derecho a percibir un subsidio de garantía de ingresos mínimos, cuya cuantía se fijará en las disposiciones de desarrollo de la presente Ley, siempre que, careciendo de medios económicos, no perciba prestación pecuniaria del Estado, Comunidades Autónomas, Corporaciones Locales o de la Seguridad Social. Cuando perciba una prestación económica, el subsidio se reducirá en cuantía igual al importe de aquella."

Subsidio de ayuda por tercera persona.

Sus características los fija el art. 16 de la LISMI en los siguientes términos:

"Serán sus beneficiarios los las personas con discapacidad mayores de edad, carentes de medios económicos, cuyo grado de discapacidad exceda del que reglamentariamente se determine y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesiten la asistencia de otra persona para realizar los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos."

Subsidio de movilidad y compensación para gastos de transporte.

Recogido en el art. 15 de la LISMI en los siguientes términos:

"Los las personas con discapacidad con problemas graves de movilidad que reúnan los requisitos que se establezcan reglamentaria, tendrán derecho a la percepción de un subsidio cuya cuantía se fijará reglamentariamente."

Su objetivo es atender los gastos extraordinarios originados por desplazamientos fuera del domicilio habitual en medios de transporte no colectivos. Para poder solicitarlo, hay que reunir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 3 años.
  • Tener una discapacidad física, psíquica o sensorial en grado igual o superior al 33%.
  • Padecer, como consecuencia de la discapacidad, grandes dificultades para utilizar los transportes públicos.
  •  No estar imposibilitado para hacer desplazamientos fuera del domicilio habitual, por estado de salud, prescripción médica u otras causas.
  • No estar comprendido en el campo de aplicación del sistema de la Seguridad Social por no desarrollar actividad laboral alguna.
  • No ser beneficiario o no tener derecho a otra prestación o ayuda pública para movilidad o transporte.
  • Que los ingresos familiares no superen el 70% del salario mínimo interprofesional,con un 10% adicional por cada miembro de la familia distinto del propio persona con discapacidad, hasta un máximo del 100% del salario mínimo interprofesional.

La tramitación se realiza en los órganos gestores de las Comunidades Autónomas con competencia en la materia.

La aparición posterior de la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, que dio origen a la puesta en marcha de las pensiones no contributivas, y el Real Decreto 1/1994, de 20 de junio , aprobando el nuevo texto refundido de la Ley general de la Seguridad Social, han afectado a estas prestaciones contempladas en la LISMI, de modo que el subsidio de garantía de ingresos mínimos y el subsidio por ayuda de tercera persona han quedado derogados. Los beneficiarios de dichos subsidios con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley de Pensiones no contributivas, si reúnen los requisitos exigidos para ello, podrán optar por continuar como beneficiario de las mismas o solicitar una pensión no contributiva de invalidez, jubilación o asignación económica por hijo persona con discapacidad a cargo, pero no podrán producirse nuevos reconocimientos de las acciones protectoras derogadas.

De esta forma, en la Ley 42/2006 de 28 de diciembre se contemplan los Presupuestos Generales del Estado para el 2007, los créditos para el pago de las pensiones derivadas de la Ley de Integración Social de las personas con discapacidad (LISMI), cuentan con una dotación en el ejercicio 2007 de 75,64 millones de euros, en función de la evolución del colectivo protegido. No obstante, la aportación del Estado para financiar los subsidios de la LISMI, registra este 2007 una variación negativa por la disminución del número de beneficiarios debido a que no se incorporan nuevas altas. Igualmente, las aportaciones del Estado para la financiación del Instituto Social de la Marina se minoran, como consecuencia del traspaso de competencias a las Comunidades Autónomas de Andalucía y Galicia.

No se contempla la revalorización de los Subsidios de Garantía de Ingresos Mínimos y de Ayuda de Tercera Persona, ya que se supone que son ayudas en proceso de extinción, ya que su normativa fue derogada, y sólo se conservan las de las personas que las disfrutaban con anterioridad.

En cambio el Subsidio de Movilidad y Compensación para Gastos de Transporte, de conformidad con esta Ley y el Real Decreto 1764/2007, de 28 de diciembre, sobre revalorización de las pensiones del sistema de la Seguridad Social y de otras prestaciones sociales públicas para el ejercicio 2008, sí es objeto de revalorización, experimentando un incremento del 11,04% que incluye el 2,1% de desviación del Indice de Precios al Consumo en el período noviembre/2006 a noviembre/2007

Servicios y Prestaciones de la Ley para 2008

Con la Ley de Dependecia, las personas dependientes tienen garantizado el acceso a los servicios sociales o a las prestaciones económicas que necesiten. Durante el año 2007 todas las personas evaluadas como grandes dependientes fueron beneficiarias de la ley. Desde 2008, este derecho universal se ha extendido a las personas dependientes severas nivel 2.

 Los servicios que recibirán estos ciudadanos son los siguientes:

  • Teleasistencia.
  • Ayuda a Domicilio Plaza en un Centro de Día o de Noche.
  • Plaza de Atención residencial.
  • Prevención y promoción de la autonomía personal

Cuantías:

El objetivo de estos subsidios es el prestar a las personas con discapacidad el apoyo necesario que les garantice los recursos necesarios para una vida más digna. A continuación mostramos las cuantías clasificadas por prestaciones:

Subsidios Ley de integración de las personas con discapacidad (LISMI)
LISMICuantía MensualCuantía Anual
Subsidio de garantía de ingresos mínimos
149,86 euros
2.098,04 euros
Subsidio por ayuda de tercera persona
58,45 euros
818,30 euros
Subsidio de movilidad y transporte
56,14 euros
673,68 euros

Si no existiese una prestación económica a través de una oferta pública, las personas con gran dependencia o severa nivel 2 pueden recibir las siguientes prestaciones económicas: Prestaciones económicas vinculadas al servicio Con este tipo de prestación económica se puede adquirir el servicio en el mercado privado. Las cuantías de esta prestación para el año 2008 son las siguientes:

Gran dependencia
Prestación
Nivel 2

811,98 euros

Nivel 1
608,98 euros

 

Dependencia severa
Prestación
Nivel 2

450 euros

 

Cuidadores

Prestaciones por cuidados en el entorno familiar Siempre que se den las circunstancias familiares adecuadas para ello, y de modo excepcional, el beneficiario puede optar a ser atendido en su entorno familiar, sui cuidasor recibirá una compensación económica por ello. La persona que ejerza de cuidador familiar debe darse de alta en la Seguridad Social. Esta prestación será en 2008 de hasta 507 euros mensuales en el caso de los grandes dependientes (más 154 euros que asume el Estado en concepto de cotización a la Seguridad Social y formación) y de hasta 328 (más 154 euros) en el caso de los severos.

Gran dependencia
Prestación económicaCotización a la Seguridad Social y Formación (a cargo del Estado)TOTAL
Nivel 2

506,96 euros

153,93 euros
660,89 euros
Nivel 1
405,99 euros
153,93 euros
559,92 euros

 

Dependencia severa
Prestación económicaCotización a la Seguridad Social y Formación (a cargo del Estado)TOTAL
Nivel 2

328,36 euros

153,93 euros
482,29 euros

 

Los cuidadores no profesionales quedan incluidos en el campo de aplicación del Régimen General de la Seguridad Social y en situación asimilada al alta en el mismo. Prestaciones de asistencia personalizada Esta prestación, prevista en la ley sólo para la gran dependencia, está destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la contratación de un asistente personal que facilite el acceso a la educación y al trabajo, y posibilite una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria a las personas con gran dependencia.

Las cuantías de esta prestación para 2008 son las siguientes:

Gran dependencia
Prestación
Nivel 2

811,98 euros

Nivel 1
608,98 euros

En total, la financiación estatal para la Ley de Dependencia de 2008 será de 871 millones de Euros.

Si desean más información sobre derechos , servicios y prestaciones de la Ley de Dependencia pueden solicitarla en el teléfono del Servicio Estatal de Información (teléfono gratuito 900 406 080)


Fuentes:

Normativa relacionada:

  • Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los las personas con discapacidad (LISMI).
  • Desarrollo Normativo de la LISMI
  • Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, sobre reconocimiento, declaración, y calificación del grado de discapacidad
  • Real Decreto 383/1984, de 1 de febrero, por el que se establece y regula el sistema especial de prestaciones sociales y económicas previsto en la Ley 13/1982, de 7 de abril.
  • Ley 3/1997, de 24 de marzo, sobre recuperación automática del Subsidio de Garantía de Ingresos Mínimos.