INNOVACIÓN Y EMPLEO

ILUNION Personas que trabajan para personas

ILUNION Personas que trabajan para personas

Imagen de la presentación de Ilunion en Madrid (unos bailarines junto al logo de Ilunion) REPORTAJE / servimedia

ILUNION es el nuevo nombre que comparten las empresas de la ONCE y su Fundación

ILUNION es el nuevo nombre que comparten las empresas de la ONCE y su Fundación. Es el resultado de décadas de esfuerzo. Fueron y vuelven a ser pioneros. Son capaces de zarandear mentes y romper barreras. Han demostrado que la habilidad es más importante que la discapacidad. Son un reto de futuro. Su objetivo, convertirse en referente porque, saben, que un empleo puede cambiar la vida de una persona y de una familia.

La historia de sus andanzas lo prueba. Por ello, se empeñan. Apuestan por el emprendimiento y la inclusión de las personas con discapacidad. Lo hacen de un único modo: desde, hacia la persona. Su mayor logro, haber afectado positivamente la percepción social de la discapacidad. Y para ir más allá de mero grupo empresarial, se transforman. En unión e ilusión. En ILUNION. Un modelo distinto, social y comprometido, que no dejará indiferente al resto del mundo.

Dicen sus artífices que lo que era un sueño, una aspiración de la ONCE, por fin, se ha hecho realidad. Definitivamente, como un matrimonio indisoluble, del para siempre, la ilusión y la unidad ha reunido a las empresas de la ONCE y su Fundación en ILUNION. Lo explicaron en la puesta de largo de la nueva marca en Madrid, este martes, y lo explica también Alberto Durán, su presidente, aludiendo a los muchos años de experiencia que los "avalan y que confirman que el empleo de las personas con discapacidad resulta económica y socialmente rentable". "Sostenible", rubrica. De ahí, ILUNION con la que consiguen, como matiza Durán, "trasladar al ámbito empresarial los valores de la iniciativa social de la ONCE y su Fundación".

Y es que entre otros tantos, que también tiene, dos son los valores emblemáticos que se han querido potenciar desde ILUNION y que, de hecho, ha dado forma al nombre propio de la nueva marca. Por una parte, "la ilusión", esa palabra asociada ya, irremediablemente, a la frase "de todos los días" por las mentes de los españoles y las españolas de mediana edad y también mayores como una cantinela alegre y esperanzadora, indisociablemente a la ONCE, a su buque insignia, a su cupón. Esa misma ilusión, destacan desde ILUNION, es la que impulsó en 1938 las aspiraciones de aquellos ciegos pioneros cuando se atrevieron en esa época turbulenta a crear un "proyecto valiente y de futuro"; la misma ilusión que ha llevado también a la ONCE, aseguran, a cumplir 76 años de historia.

Por ello, hoy ILUNION conserva intrínseco el espíritu de ese lema pegadizo y ahora también "es la ilusión de todos los días", pero de todos los venideros, maridar este valor con el de la "unión", la otra palabra que compone el nombre propio que aúnan ya las empresas de la ONCE y su Fundación. Es fundiendo estos dos valores señalados no sólo en la palabra ILUNION sino en la idiosincrasia de la nueva entidad como se convertirán en "punta de lanza de la economía social y, en concreto, de la inclusión laboral de personas con discapacidad".

Gracias, obviamente, al conjunto de centros de trabajo y empresas con experiencia y resultados positivos tanto económicos como sociales. No en vano esgrimen desde la nueva marca que esta unidad, esta unión de todos, "por diferentes que seamos", es la clave para "marcar un objetivo en ese proyecto de vida y solidaridad".

De esta forma se consigue que más de 35 marcas pasen a ser una "unificando y fortaleciendo una línea de acción que integra, bajo un mismo nombre e imagen, todo nuestro capital humano y trayectoria profesional, acumuladas durante casi tres décadas", explica Durán . De hecho, ILUNION, anuncia Durán, "es hoy un modelo único en el mundo" porque ha hecho del trabajo de las personas con discapacidad "nuestra seña de identidad corporativa" y ha demostrado que con inclusión laboral de las personas con discapacidad, "son rentables económicas y socialmente".

Además, como producto que de la solidaridad de la ciudadanía aseguran que son, ILUNION resulta ser un proyecto que nace de la sociedad y con el que la ONCE y su Fundación "quieren devolver a la ciudadanía la confianza otorgada". Y desean hacerlo en forma de "oportunidades de vida para personas con discapacidad, pero también para otras en riesgo de exclusión, que tienen más difícil el acceso al empleo". Y para demostrarlo exponen sus cifras.

Destacan que de las 8.779 personas con discapacidad que trabajan en ILUNION, un total de 5.050 tienen discapacidad física, mientras que 1.704 son personas con discapacidad intelectual, 1.168 son personas sordas y 857 son ciegas o con discapacidad visual. Antes del cierre de esta edición de 'cermi.es semanal', ILUNION no disponía aún de datos desagregados de los trabajadores con enfermedad mental, por lo que no se pueden ofrecer en esta información. Sin embargo, lo aportado "da una idea del esfuerzo por la inclusión laboral que realiza ILUNION y que nace", recalcan, "de las personas, para todas las personas, y en donde todos caben" para ofrecer a sus clientes la excelencia profesional con el compromiso social.

Más datos halagüeños, cerrados los nueve primeros meses de ejercicio, ILUNION tiene 31.800 trabajadores directos, de ellos el 31 por ciento tiene discapacidad. Más del 50% son mujeres y hablamos de más de 50 líneas de negocio repartidas en cinco grandes áreas: servicios integrales; socio sanitaria; consultoría; turismo, viajes y ocio; y comercialización. ILUNION, también muy destacable, es además más de 500 centros de trabajo repartidas en todas las comunidades, donde se comparte, en algún momento del día, un poco de ilusión.

Para los demiurgos de ILUNION esto permite, no tienen duda, que la nueva organización esté "cerca de todos" y, por supuesto, "cumplir con otro de los objetivos de la economía social: mantener su compromiso con la cohesión social, el empleo local y el arraigo de la población en todo el territorio, especialmente en las zonas rurales, donde el empleo para las personas con discapacidad es aún más complicado".

CAPITAL HUMANO ESENCIAL

Otra idea en la que se incidió durante la presentación en sociedad de ILUNION fue el valor del capital humano que la compone y para mostrar al auditorio cómo es este componente esencial, se desplegaron medios moderos y originales esfuerzos. Así por ejemplo, se les dio voz y primeros planos a varios trabajadores de cada una de las cinco grandes áreas en que se ha estructurado la nueva organización.

Contaron sus historias personales y cómo estaban relacionados laboralmente con ILUNION y coincidieron, causalmente, en la importancia vital para cada uno de ellos que es estar incluidos laboralmente en la sociedad. Uno de los trabajadores, un joven, resumía muy bien lo que ILUNION quería transmitir: qué significa "personas que trabajan para personas". A su modo, lo definió como "una forma de ganarse la vida, pero también de sentirse realizado con uno mismo y de saber que, realmente, vales para algo".

Este trabajador de ILUNION demostró tener muy claro que trabajar en esta nueva marca de las empresa de la ONCE y su Fundación es una oportunidad muy grande que le ha dado la vida. De hecho, siente una "tremenda satisfacción personal cuando realiza su trabajo y sale bien". Pero él, y todos sus compañeros, subrayaron que esto les ocurre a ellos de igual forma que le ocurriría a cualquier otra persona y que se sienten "iguales".

En este sentido, el joven puso en evidencia que "la sociedad y muchas empresas, muchas veces, desconocen que las personas con discapacidad podemos hacer muchas cosas más". Otro compañero de ILUNION apuntaló que desde la entidad, si se logra comunicar el mensaje de que las personas con discapacidad son iguales que las demás personas, se conseguiría que la sociedad "les viera de una manera más humana, más normal. Todos trabajamos para personas", remató el empleado de ILUNION.

UN MODELO DE EMPRESA ÚNICA

Si la Fundación ONCE se ha convertido, como dice el presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, en "la fundación más importante y mejor dotada en recursos de todo el mundo para personas con discapacidad y sus familias" hay que contrastarlo con lo que ocurría en España hace 30 años, cuando "era imposible hablar en este país de esta realidad". Sin embargo, el sueño viene siempre antes que lo real y ya en aquella época, las personas con discapacidad "soñábamos con ello y por ello hemos trabajado", aunque hace tres décadas "sólo pudiéramos aspirar a un subsidio, bajito, y a permanecer en un cierto aislamiento del conjunto de la sociedad", recuerda.

Y es que, narraba Carballeda, de seguro ilusionado, "nosotros siempre hemos querido formar parte de la sociedad, aportar nuestra capacidad y talento, dejar de ser clases pasivas". Afortunadamente, como este directivo expresa, la ONCE y su Fundación comenzaron a crear empresas sabiendo que "era el camino adecuado para demostrarle a la sociedad que era posible, y la sociedad nos acompañó". Es así como se fue componiendo el valioso tejido social que hoy compone ILUNION y que, poco a poco, haciendo historia, se fueron incorporando como diferentes empresas "confiadas" de ambas entidades para ofrecerles una oportunidad laboral a las personas con discapacidad.

Sin duda, para Carballeda las empresas "son vehículos perfectos para lograr su inclusión laboral y social", aunque "desgraciadamente" y tal y como apuntó en su intervención durante la puesta de largo la nueva marca, "los datos de esta semana revelen que sólo uno de cada cuatro personas con discapacidad tienen acceso al empleo". Por ello, hizo un guiño a las empresas responsables y les agradeció efusivamente el "acompañarles" en su andadura y el "ser protagonistas" también del común intento por "cambiar la sociedad española" y dar a las personas con discapacidad "una oportunidad".

Pero este martes se hablaba en Madrid de ILUNION, de la suma de todas las empresas de ONCE y su Fundación para que, invitaba Carballeda, la sociedad "las conozca, las valore, las haga suyas y se sienta orgullosa de haber contribuido a que sea posible desde nuestro país". Además, puntualizó que este hito ocurre en un momento "muy difícil" donde, según el presidente de ONCE y su Fundación, "es importante poner en valor esas cosas de las que nos podemos sentir orgullosos fuera de nuestras fronteras". Se refería, como no, a que "no existe un modelo de empresa ni siquiera parecido en ningún lugar del mundo" como literalmente aseguró con satisfacción y énfasis.

DESDE FUERA

Pero la nueva marca que aúna todas las empresas de ONCE y su Fundación, ha creado buenas expectativas en todo el sector empresarial y los directivos de las más responsables han querido arropar con palabras de encomio y elogio a ILUNION en su "puesta de largo". La propia ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se refirió a ILUNION como "lo mejor de la nueva cultura del empleo, de la ilusión y la unidad por el empleo de calidad que tenemos que construir juntos" y a las personas con discapacidad como "lo mejor de la marca España".

El mismo Carlos Espinosa de los Monteros, alto comisionado del Gobierno para la Marca España, atribuyó también en la presentación el valor de la solidaridad a ILUNION para destacar que es así como quieren que se identifique a España, con la solidaridad, dando a entender que ILUNION lo consigue.

Las opiniones de los responsables de Microsoft, Sanitas, McDonald's, DKV, Ford, Marca España, HP o Repsol fueron capturadas en imagen para apoyar el logro de esta nueva marca y rescatar las experiencias individuales de cada empresa al incluir laboralmente a personas con discapacidad en sus organizaciones. Todos coincidían en hablar de la normalización de este hecho y del enriquecimiento que producía en sus empresas. En este sentido, deslumbró la voz de Javier Vega de Seoane, presidente de DKV Seguros, cuando recordó la obligación que tienen ellos de realizar una "labor de divulgación de lo que las personas con discapacidad aportan a las empresas porque la gente no lo sabe".

Microsoft España, por boca de María Garaña, su presidenta, apuntaba que "los productos cada vez se parecen más, pero el grado de filiación que la gente siente con una empresa, precisamente, tiene muchísimo que ver con lo que esa empresa es capaz de hacer por la sociedad. Nosotros nos lo creemos", aseguraba Garaña. Y en este sentido, seguidamente, Helena Herrero Starkie, presidenta de HP España y Portugal, insistía en que incluir a las personas con discapacidad "no es algo ajeno ni generoso sino algo que forma parte del valor intrínseco de la empresa, de la sociedad, de ese país que quiere integrar y en el que la Administración tiene que hacer que eso sea fácil".

Voluntariamente, todas estas empresas, modelos de organizaciones socialemente responsables, tienen algo en común: se han mantenido muy cerca de ONCE cuando han realizado proyectos ligados con personas con discapacidad porque, así lo expresa el presidente de Ford España, José Manuel Machado: "Ellos son los que mejor lo han hecho". "Habéis sido capaces", decía refiriéndose a los creadores de ILUNION, "de estar más cerca de la gente y que la gente os entienda bien".

Todos los empresarios que expresaron sus opiniones respecto a lo que hará ILUNION o tienen claro: es acertada la estrategia de reunir la ilusión y la unidad de las empresas de la ONCE y su Fundación en una marca única. Para entenderlo, el alto comisionado del Gobierno para la Marca España aplaudió esta única denominación y refirió, para ilustrar su posición, a un viejo dicho: "El que tiene una marca tiene una marca. El que tiene dos marcas tiene media marca y el que tiene tres o más marcas no tiene marca alguna".

Por otra parte, varios expertos coincidieron con las palabras de la presidenta de Microsoft España en que "ILUNION es una posibilidad para que todos podamos conocer mejor la labor de ONCE y su Fundación". Y remachó Iñaki Ereño, consejero delegado de Sanitas, que ONCE "es una marca muy potente" y que "unificar todas esas empresas bajo un mismo techo ayudará muchísimo porque hacen tanto que es difícil de seguirlo. Hacen mucho y hacen muy bueno por la integración de las personas".

Por su parte, Javier Vega de Seoane, presidente de DKV Seguros, abrochó las conclusiones aludiendo a la "retribución emocional para todos los que practicamos este tipo de política". En esta línea también, la presidenta de HP España y Portugal, que dice que "esto de la inclusión de las personas con discapacidad merece la pena y da sentido a las cosas"

En cualquier caso, los propios trabajadores lo explican. Quizás los que mejor. Dicen que en ILUNION "la igualdad de oportunidades es tan importante como la inversión en innovación", y que "el respeto a la diversidad se valora tanto como cumplir los objetivos", y que "el desarrollo personal se cuida tanto como el servicio al cliente". Lo aseguran sus empleados con discapacidad, verificando que lo que dicen es "es posible", ellos lo viven, es la ilusión de todos sus días.

Por ello, ILUNION es la demostración diaria de que el compromiso social es perfectamente compatible con la eficacia empresarial. Y es también, lo hemos dicho, el resultado de un esfuerzo de décadas. Un lugar donde la diversidad impulsa el talento y donde se pone todas las capacidades al servicio de la persona. Porque si esto va de algo, me refiero a ILUNION, lo dijo María Garaña el martes y lo suscribo, es, al fin y al cabo, "de personas". ¡Qué ILUNION!

Galería de Fotos Abre nueva ventana