ACTUALIDAD Y EVENTOS

PROSPERITY4ALL fomentará la relación entre desarrolladores y usuarios de tecnología accesible

PROSPERITY4ALL fomentará la relación entre desarrolladores y usuarios de tecnología accesible

29 Diciembre 2017 · NOTA DE PRENSA / ONCE · 0 comentarios

Se llama Prosperity4all (P4A) y es la nueva apuesta de Fundación ONCE e Ilunion Tecnología y Accesibilidad para hacer más fácil el diseño, el desarrollo, la adquisición y el uso de productos y servicios de tecnología accesible. Este ambicioso proyecto europeo, que entra en su fase final, permitirá una interacción total entre desarrolladores y usuarios de tecnología accesible. Llega la hora de la relación entre personas.

Un joven con un ordenadorFelipe tiene una discapacidad visual y necesita un dispositivo que le lea los subtítulos cuando ve la televisión. No sabe cómo empezar a buscar este producto porque son muchos los catálogos y webs que tendría que consultar hasta encontrar algo que le resulte útil. Tampoco tiene la seguridad de que, una vez adquirido, este artículo responda satisfactoriamente a sus necesidades. Prosperity4all (P4A) puede solucionar estos problemas. Felipe va a poder encontrar lo que busca en una sola plataforma accesible y cómoda que reúne la oferta de desarrolladores de toda Europa. Solo tiene que introducir una palabra clave en un buscador y tendrá delante los tres o cuatro productos que más se ajustan a sus necesidades. Pero no solo eso. Felipe va a estar en contacto permanente con el desarrollador de esa tecnología, incluso después de adquirirla, va a poder consultar a quien la ha creado o a otros usuarios de ese mismo producto cualquier duda sobre su funcionamiento, hacer sugerencias de mejora y ayudar a que sea más útil y de mayor calidad.

El jefe del Departamento de Tecnologías Accesibles e I+D de la Fundación ONCE, David Zanoletty asegura que P4A va a enterrar el modelo clásico de mercado, en el que el creador de una tecnología desaparece una vez que el usuario la ha adquirido. “Aquí, en cambio, se mantiene esa línea de conexión entre el desarrollador y el usuario y ya se están viendo las ventajas que esto tiene. El consumidor tiene información más práctica, no el clásico manual de usuario”. Jesica Rivero, coordinadora de I+D en ILUNION Tecnología y Accesibilidad.

Jesica Rivero, coordinadora de I+D en ILUNION Tecnología y Accesibilidad, incide en esta idea: “Se persigue ese valor añadido de que un desarrollador pueda estar en contacto con aquellas personas que van a utilizar el producto, para saber qué necesidades van a tener, qué productos de apoyo van a necesitar. Se trata de poner en contacto dos mundos que normalmente no están en contacto”. Hacia la relación entre personas Prosperity4all no sustituye al proyecto que le antecede, Cloud4all, sino que lo complementa. De hecho, la suma de ambos se inserta en un conjunto más amplio: la iniciativa pública inclusiva global GPII.

Pero, ¿qué es GPII?

Es una gran infraestructura que va a permitir a cualquier usuario en cualquier parte del mundo acceder a servicios de tecnología según sus necesidades específicas. Bocadillo"P4A busca involucrar al usuario en el diseño y el desarrollo de la teconología" Así lo explica Zanoletty: “Desde cualquier parte del mundo con conexión a Internet, a través de un código que yo introduzca o mediante alguno de mis rasgos biométricos como la voz, la huella dactilar o el iris, automáticamente ese dispositivo que yo estoy usando se configurará según las características que necesito: la letra aumentada, alto contraste, etc.” Esa información, aclara, no está en el dispositivo, "tiene que estar en Internet, en unos servidores que forman parte de esa infraestructura que es GPII, que no es local sino global”.

La coordinadora de I+D en ILUNION Tecnología y Accesibilidad resume el paso que ha supuesto Prosperity4all respecto a Cloud4all. Si Cloud permite al usuario, independientemente de donde se encuentre, identificarse y acceder a un interfaz de acuerdo a sus necesidades y preferencias, lo que hace posible Prosperity es la comunicación entre los usuarios finales y los desarrolladores. “Relación entre personas: esa es la principal diferencia entre Cloud4All y Prosperity4All”, subraya Rivero, quien matiza que “no solo se persigue poner en contacto usuarios con desarrolladores, sino también con otros usuarios”.

El desarrollador ya no está solo

El nuevo proyecto no solo favorecerá la interacción entre el usuario y el desarrollador de tecnología, sino que propiciará la comunicación de los desarrolladores entre sí. Esto resolverá dos problemas fundamentales a los que se enfrenta cualquier nuevo desarrollo, como atestigua la coordinadora de I+D en ILUNION Tecnología y Accesibilidad: “Estos dos problemas son, en primer lugar, saber qué quiere realmente el usuario y, en segundo lugar, que el tiempo para desarrollar ese producto es limitado”. David Zanoletty, jefe del Departamento de Tecnologías Accesibles e I+D de Fundación ONCE.

Hay una zona de Prosperity4all, llamada Developer’s Space (Espacio del desarrollador) que proporciona al creador de una solución tecnológica la respuesta a los dos problemas, ya que, por una parte, le pone en comunicación con el usuario de tal manera que va a poder conocer, a través de un sistema de puntuaciones (rating), de comentarios o incluso de encuestas, si su producto va a tener éxito en el mercado y, por otra parte, le ayuda a suplir esa falta de tiempo porque le permite integrar en su desarrollo cosas que ya han hecho otros. Es posible que ese desarrollador esté creando una nueva aplicación para el móvil y tenga que integrar un lector de pantalla cuando él no es experto en esa tecnología. No le hace falta que la desarrolle partiendo de cero. Rivero lo explica con una metáfora: “Puede ir componiendo un puzle gracias a tener contacto con todos los desarrolladores que hacen las distintas piezas. Esto permite reducir mucho los tiempos y los costes de un desarrollo”. “Hoy en día, el camino que se está tomando claramente es el de la colaboración”, asegura el jefe de Tecnologías Accesibles e I+D de Fundación ONCE. “Últimamente se habla mucho de cocreación, codiseño... todo es ‘co’. No es simplemente una moda”, afirma Zanoletty, que explica que esta colaboración no solo se da entre desarrolladores sino que también debe hacer partícipes a los usuarios: “Antes, en la fase de análisis, los usuarios probaban un producto y daban su opinión a los diseñadores, pero eso se quedaba corto. Al usuario no solo hay que preguntarle sino involucrarle en diseñar, desarrollar y probar la solución. El usuario debe formar parte del equipo de desarrollo”.

Esto, según Zanoletty, tiene implicaciones muy importantes en el ámbito de la tecnología accesible. “Muchos desarrolladores no se atreven a meterse en el mundo de la accesibilidad por desconocimiento o porque les parece muy complejo. Si no están muy familiarizados con usuarios que tienen limitaciones severas, sus productos recibirán muchas críticas”. Por eso, continúa este directivo de Fundación ONCE, “crear un espacio que facilita a nuevos desarrolladores incorporarse a este campo es lo que aquí se busca, además de poder contactar entre los propios desarrolladores de manera que les permita intercambiar experiencias. Es darle un empujón en muchos aspectos” Donde la tecnología no llega En el primer ejemplo que pusimos, Felipe buscaba un producto de apoyo a través de Prosperity4all. Para ello, accedía a una zona que se llama Unified List and Market Place. Allí encontraba cómodamente los productos que mejor se adecuaban a sus necesidades. Zanoletty explica que la lista unificada de P4A pretende ser una solución al problema de la oferta de tecnología accesible que es demasiado amplia y dispersa: “La producción de tecnología ahora mismo es enorme y cuesta mucho conocer qué es lo último que se está creando, ya sea en tecnología del habla, en reconocimiento de voz, en visión artificial, etc., etc. Esto va bastante rápido y cuesta mucho estar al día”. El usuario también tiene a su disposición otro espacio, denominado Assistance On Demand, pensado para que el usuario reciba asistencia o asesoramiento de los equipos de desarrollo, que son los que conocen más en profundidad el producto o el servicio que han creado. Pero también permite la colaboración entre consumidores, porque generalmente un usuario aprende más viendo cómo otra persona utiliza un producto que leyendo las especificaciones técnicas. Rivero pone un ejemplo: “Hay una aplicación para móvil que permite al usuario obtener una descripción de un objeto al enfocarlo con la cámara de su teléfono. Si, utilizando esa tecnología, el dispositivo no logra reconocer ese objeto, el usuario será conectado automáticamente con una persona que puede ver esa imagen y hacer esa descripción”.

Fundación ONCE e ILUNION, socios clave del proyecto

Prosperity4all, proyecto de investigación financiado por la Comisión Europea, se apoya en una alianza de 23 socios europeos y uno canadiense. Los tres participantes españoles en este consorcio son Fundación ONCE, ILUNION y el Consorcio Fernando de los Ríos. A este consorcio se han sumado departamentos de investigación de distintas universidades, desarrolladores y otras entidades que aportan su trabajo o su know how. Esta heterogeneidad no es casual sino que es idónea para cubrir todos los aspectos de un proyecto tan ingente.

El papel de Fundación ONCE en Prosperity4all es fundamental. Su principal tarea es reclutar usuarios con discapacidad con una variedad de perfiles lo más amplia posible para testar a fondo la accesibilidad y el correcto funcionamiento de todos los componentes del proyecto. La otra labor de la fundación es dar a conocer esta nueva apuesta tecnológica, como indica el jefe del Departamento de Tecnologías Accesibles e I+D, David Zanoletty: “La difusión no debe ir orientada solamente a los desarrolladores sino también a los consumidores de estos productos. Como tenemos conexión con otras entidades del mundo de la discapacidad, somos claves para dar a conocer el proyecto”.

Por su parte, ILUNION Tecnología y Accesibilidad participa con dos departamentos distintos. El de Estudios Sociales se ocupa de realizar los pilotos con usuarios, incluyendo cuantificación, análisis de los datos recogidos y conversión en propuestas accionables para que los desarrolladores cambien su software. Mientras que el Departamento de I+D ha realizado componentes como el de rating, que sirve para hacer la valoración de cada producto, así como una herramienta accesible para hacer encuestas. "Esta es la única herramienta del mercado que es accesible tanto para el que hace la encuesta como para el que la responde”, subraya Jesica Rivero, coordinadora de I+D.

Acceso a la noticia en la web de ONCE.

Tecnología Inclusiva

0 comentarios

No hay ningún comentario para esta noticia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.