ACTUALIDAD Y EVENTOS

Un restaurante impide la entrada a un usuario de perro guía “por desconocimiento”

Un restaurante impide la entrada a un usuario de perro guía “por desconocimiento”

8 Noviembre 2017 · Ignacio Gatón / GASTEIZ HOY · 0 comentarios

Policía Local acudió para mediar, pero los responsables del restaurante no accedieron a que el perro entrase con su dueño ciego.

Entrada de acceso a un restaurante (fuentewwwgasteizhoy)Un restaurante de Desamparados impidió este sábado el acceso a una persona ciega con perro guía.

El restaurante no permitió el acceso del animal y por ello Policía Local acudió al lugar a intentar mediar entre cliente y establecimiento.

Preguntada por Gasteiz Hoy la responsable del local reconoce su error: “Fue un error mío, no sabía qué es un perro guía”.

La normativa actual permite a estos perros guía su acceso a cualquier lugar, siempre que ejerzan como perros de asistencia.

Desde la ONCE su director en Álava, Rafael Ledesma, asegura que el principal problema que tienen los usuarios de perro guía es el “desconocimiento de la normativa”. “El perro guía puede acceder allí donde pueda acceder cualquier persona“, recuerda Rafael, pero en ocasiones los restaurantes, comercios o bares ponen trabas generalmente por dicho desconocimiento. “En los bares de barrio no suele haber problemas, pero sí a medida que aumenta la categoría del establecimiento“, aclara.

De hecho recientemente ocurrió otro caso similar en un restaurante ubicado en un edificio público. El perro de Javier estuvo en la habitación de su pareja tras el nacimiento de su hijo Javier es una de las 4 personas que tiene perro guía en Vitoria-Gasteiz. Tuvo hace unos meses su primer hijo, y recuerda cómo su perro pudo estar con él y su familia en la habitación del hospital. “También viaja conmigo en cabina en el avión, siempre que esté ‘trabajando’ como perro de asistencia”. Por eso su perro lleva una placa que lo identifica como tal, y él tiene un carnet que acredita la propiedad el animal. El pasado sábado acudió a dicho restaurante junto con su mujer, su hijo y un amigo. Al solicitar mesa la persona encargada, tras ser avisada por un camarero, les indicó que el perro no podía entrar. En ese momento Javier explicó a los responsables la normativa, e incluso asegura que mostró la placa y el carnet que identifica y asocia a perro y dueño: “Es como si me mandan dejar el bastón blanco fuera”, asegura. Ante esta situación decidió poner una reclamación y llamó a Policía Local. “No sabía qué es un perro guía, nunca lo había visto” Una vez en el lugar los agentes intentaron mediar entre unos y otros. “Yo no sabía qué es un perro guía, nunca en mi vida lo había visto“, asegura la gerente, de origen chino.

La gerencia justificó ante Policía Local que les había negado el acceso posteriormente porque el restaurante estaba lleno, algo que los agentes rebatieron señalado varias mesas vacías. También aseguró que la persona no se había identificado hasta ese momento correctamente: “Me enseñaron un papel de la ONCE, pero no sabía qué es”, justifica la propietaria del local. Finalmente desistieron de entrar en el citado local, tras poner la correspondiente reclamación y después de que Policía Local levantase acta de lo sucedido. Desde la gerencia del restaurante aseguran que finalmente sí les ofrecieron una mesa. Hasta ahora Javier no había tenido un veto así, aunque en numerosas ocasiones ha tenido que explicar la normativa a los comercios, para que le dejen entrar: “Es normal el desconocimiento, y no es raro que pase”. En algunos casos los dueños de los comercios aceptan de buen grado, aunque también en alguna ocasión sufre ciertas malas caras.

Acceso a la noticia en la web: www.gasteizhoy.com.

Nuestros Derechos

0 comentarios

No hay ningún comentario para esta noticia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.