EL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA LLAMA AL "DIÁLOGO" Y AL "ACUERDO" PARA ABORDAR LA REFORMA UNIVERSITARIA

24/02/2014 SERVIMEDIA

Antonio Ramírez de Arellano, rector de la Universidad de Sevilla, defendió hoy en el ‘Forum Europa. Tribuna Andalucía’ que “la reforma universitaria, un cambio de tanto impacto social, debe abordarse necesariamente desde el diálogo y el acuerdo”. Ramírez insistió en que, aunque los gobiernos tengan la legitimidad democrática y los votos suficientes para imponer unas determinadas convicciones, “siempre es preferible que se busquen soluciones estables y duraderas desde el consenso”.

En su intervención en el encuentro informativo organizado por Nueva Economía Forum en Sevilla, Ramírez de Arellano se refirió a las múltiples divergencias sobre el alcance y profundidad de la reforma que persigue el Gobierno de España.

Ramírez de Arellano insistió –“y en eso sí estamos de acuerdo todos los Rectores”, dijo- en que existe una postura unánime de las instituciones universitarias que se sustenta en tres pilares: la Universidad constituye un servicio público esencial que debe garantizarse de forma suficiente con los recursos adecuados; las políticas de precios públicos y becas deben permitir el acceso a los estudios superiores en condiciones de equidad, basado únicamente en consideraciones de mérito y capacidad; y, por último, la carrera académica del profesorado debe abordarse en base a las oportunidades, la concurrencia competitiva y el mérito.

Para el rector de la Universidad de Sevilla, las condiciones que rodean el éxito de este diseño pasa por un modelo que tenga garantías de suficiencia financiera y que permita que cada universidad pueda realizar sus cometidos de acuerdo con sus características particulares, en el marco de la autonomía universitaria. “La autonomía universitaria no es un privilegio corporativo, sino una auténtica necesidad social, como defensa y protección de una sociedad más libre, culta y desarrollada”, señaló Ramírez de Arellano.

PLAN BOLONIA

Durante el coloquio posterior a la conferencia, el rector de la Universidad de Sevilla comentó que la reforma educativa implantada por el Gobierno con el Plan Bolonia está casi finalizada. “Sólo quedan algunas piezas que encajar del puzle relativas a los enlaces entre los grados y los másteres universitarios, ha explicado Ramírez.

Según el rector de la hispalense, existen muchas incongruencias entre las distintas reformas educativas implantadas en los últimos diez años, lo que ha llevado al modelo a su situación actual: “por ejemplo, los másteres se crearon antes que los grados y la mayoría están orientados a la investigación y no al desarrollo profesional de la actividad estudiada en el grado”.

Para Ramírez de Arellano, la Universidad pública española no está en crisis sino que está en uno de los mejores momentos de su historia. “Evidentemente lo que sí está en crisis es la financiación de los servicios públicos, y desde luego lo estará de forma estructural el modelo de universidad pública si la decisión política es que la escasez de recursos se convierta en permanente”, apostilló el rector.

  • imprimir noticia

Esta noticiaha sido migrada a la hemeroteca

Volver al listado

Comentarios

Actualmente no existen comentarios.