Reclamación de los padres de niños con cancer

Los padres de niños con cáncer reclaman poder estar más tiempo con sus hijos en las UCIS pediátricas.

26/03/2013 NOTA DE PRENSA

La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC), entidad miembro de COCEMFE, reclama al Estado y a las Comunidades Autónomas que permitan a los niños estar acompañados por un familiar en las UCIS pediátricas durante más horas al día. Para ello han puesto en marcha una campaña de sensibilización dirigiéndose a los responsables del área sanitaria de todas las Comunidades Autónomas y a los Defensores del Pueblo, poniendo en su conocimiento las demandas de los padres afectados.

Tras un estudio realizado por la FEPNC en 25 hospitales de nuestro país sobre los horarios de visita en las UCI’s pediátricas, se ha comprobado que en solo 10 el horario es abierto y flexible; en 9 de ellos, el horario de visita oscila entre las 4 y las 10 horas diarias, mientras que en el resto, varía entre tres y una hora y media al día.

Vulneración de derechos

A juicio de los responsables de la Federación, la restricción horaria vulnera uno de los derechos recogidos en la Carta Europea sobre los Niños Hospitalizados, que reconoce “el derecho a estar acompañado de sus padres o de la persona que los sustituya el máximo tiempo posible durante su permanencia en el hospital, no como espectadores pasivos, sino como elementos activos de la vida hospitalaria”.

En palabras de la presidenta de la FEPNC, Pilar Ortega, “en relación con el tema de las UCI’s, existen estudios internacionales que concluyen que una política de visitas abiertas, con la implicación de las familias en el cuidado de la persona ingresada, influye positivamente en la recuperación del enfermo y reduce la ansiedad y el estrés. El régimen de visitas abiertas no tiene porqué suponer una mayor presencia de familiares en las UCI`s, pero sí permite que continúen con su vida y hagan las visitas cuando les venga bien”.

Años de lucha

La FEPNC  se creó en 1990 y está integrada por 16 asociaciones repartidas por diferentes Comunidades Autónomas. Su objetivo principal es paliar las múltiples dificultades que, tanto el menor como su familia, encuentran ante un diagnóstico de cáncer. Desde entonces se está luchando para conseguir la mejor calidad de vida. Según Pilar Ortega “no fue sencillo lograr que en la mayoría de las Unidades de Oncología Pediátrica se cuente con habitaciones individuales y que los menores estén acompañados sin restricciones horarias por un familiar, ni que dispongan de  zonas comunes de escuela y juegos, entre otras muchas mejoras. Todo esto, que ahora decimos en cuatro líneas, ha costado a las madres y padres de nuestra Federación, muchos años de duro trabajo. Todo aquello parecía de un pasado lejano, hasta que la carta que una madre nos trajo una dura realidad: los niños continúan sufriendo cuando están hospitalizados al ser separados de sus padres. Y todavía es una situación más dramática, cuando en algunos casos, su vida corre grave peligro”.

  • imprimir noticia

Esta noticiaha sido migrada a la hemeroteca

Volver al listado

Comentarios

Actualmente no existen comentarios.