Entrevista Rebeca Barrón, Directora de la Asociación Argadini 

Rebeca BarrónDéborah M. Labrador (Portal Discapnet / 16 de Enero de 2017)

"Hay que vivir, experimentar y sin unas prácticas laborables es imposible cerrar bien la formación de cualquier alumno"

La Asociación Argadini Abre nueva ventana es una entidad sin ánimo de lucro que busca, a través de la formación artística y cultural, construir una sociedad mejor garantizando la inclusión social y cultural de personas con discapacidad y trastornos del espectro autista.

La misión de la Asociación es mostrar a estas personas cómo con los apoyos necesarios y formación se puede conseguir la inclusión. La formación fortalece su mundo emocional y creativo y potencia las relaciones con la sociedad.

Su principal pilar es el programa ARGADINI, que destaca por facilitar Educación Emocional a Través de la Creatividad. Sus actividades se desarrollan en el Museo Thyssen-Bornemisza, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y Museo Nacional del Prado, y trabajan por la integración cultural y social. Asimismo trabajan en el entorno de la creatividad literatura, creando rutas literarias, actividades en bibliotecas y centros culturales. Destaca su actividad “Escribir por el placer de contar” en el Café Gijón.

En 2016 han destacado por participar en la campaña de Metro de Madrid “En línea con quien más lo necesita”. Esta campaña mostraba entidades sociales y sus causas. Argadini ha trabajado para mostrar en qué consiste un trabajo decente y el crecimiento económico.

Rebeca Barrón está al frente de la asociación, y hemos querido que nos cuente cuál es la función de Argadini y cuáles son sus objetivos y proyectos para este año. Rebeca es experta universitaria en competencias emocionales por la UNED y también es técnica en turismo. Tras entrar en contacto con la Fundación Síndrome de Down de Madrid surge su interés por dedicarse a este ámbito profesional e impulsar la formación para personas con discapacidad intelectual.

Uno de sus principales retos ha sido el de otorgar formación en emociones y sensaciones a personas con discapacidad intelectual que necesitaban de esa orientación y autoconocimiento para su mejor desarrollo. Además, Rebeca ha elaborado un programa pedagógico para edades comprendidas entre 4 y 14 años, basado en el juego creativo donde interactúan los cuentos, la plástica, la música, la psicomotricidad y el juego de roles, creando así una atmósfera apropiada para el trabajo específico que requieren las terapias concretas.

Esta y muchas otras acciones componen lo que ha sido su trayectoria profesional y que nos explica en esta entrevista...

Buenos días Rebeca, ¿Cuál sería su principal función a la cabeza de la Asociación Argadini?

En general conseguir la estabilidad de la Asociación, garantía del proyecto. Trabajar para que se dé calidad, estar siempre atenta al crecimiento y los logros de nuestros estudiantes, de esa manera es como se aprende, se crece.

Y en concreto, sobre Argadini, ¿Cuál es el objetivo máximo de la agrupación? ¿Cómo iniciaron su andadura?

El máximo objetivo es conseguir que no se interrumpa el regalo de aprender en ningún momento de sus vidas, es decir, desde que nacen hasta que concluyen con un título profesional. Que los procesos creativos, procesos emocionales y procesos culturales sean su fuente de conocimiento. Que se formen en lo que de verdad les gusta, que su oferta de aprendizaje sea como la tuya y la mía, como la de todos, con el derecho a cambiar, a equivocarse, a experimentar...hasta que eso no lo consigamos no se puede hablar de igualdad.

Cuando vi y participé por primera vez en los programas de inserción laboral, hablo del año 99, me di cuenta que no iban preparados emocionalmente ni culturalmente para formar parte de una sociedad donde prima la comunicación, donde el conocimiento te incluye y donde la falta del mismo te excluye. Entonces me di cuenta y comencé a crear los programas culturales basados en la educación emocional "Educación Emocional a Través de la Creatividad" fue el primer programa y de ahí salieron los programas de Arte y de Literatura.

Había que formar a las personas con necesidades de apoyo, había que darles todas las herramientas que nosotros poseíamos para prepararles, teníamos que aprender de ellos y crecer juntos.

Sigo diciendo que no los conocemos, que nos queda mucho que aprender y son ellos los que nos tienen que enseñar. Las personas estamos hechas de tiempo, de historia, estamos hechos de sueños, hemos sido soñados, ¿puedes decirme lo mismo de las personas con necesidades de apoyo, personas con Autismo, con Síndrome de Down, con Discapacidad Intelectual...?

Rebeca BarrónEstá claro que no, cada persona es un mundo distinto, y un universo, y tiene unas necesidades propias y específicas, por eso es tan importante vuestra labor sobre educación emocional, seguramente ahí está la clave, en sacar lo mejor de cada uno, y mostrar su capacidad desde su emoción y creatividad... Ahora, de cara a este año que comenzamos, ¿Qué retos afrontaréis desde Argadini? ¿Qué servicios, talleres proponéis este año?

El mayor reto es la supervivencia cuando hablamos de trabajar y ser un Centro Cultural ofreciendo una formación que aún no se percibe como necesaria e imprescindible para las personas con necesidades de apoyo. Cumplimos 10 años, algo que nos llena de orgullo, pensando en todas las quimeras que nuestros alumnos han conquistado, cuando nada de esto se pensaba que podía pasar. Hemos sido pioneros en acceder al mundo de la cultura desde la normalidad en espacios públicos culturales, museos, bibliotecas, cafés literarios, centros culturales...ferias literarias, recitales, tertulias…etc.

Ha sido una labor difícil pero apasionante, sobre todo ver cómo nuestros alumnos se han convertido en agentes del cambio, de la superación...guías de museos, escritores, actores, narradores de historias, cuentacuentos. Trabajando como auxiliares culturales en congresos, auditorios etc...Pensar que una persona con discapacidad te haga una ruta turística y no te cuestiones ¿será de calidad?, ¿Qué me va a enseñar?, ¿merece la pena?... sino que te dejes llevar por las explicaciones, su mirar, su forma de expresión; eso es algo que cuando sucede, es muy difícil de explicar con palabras.

Afrontamos el reto de que se deje de cuestionar a la persona con discapacidad intelectual, a la persona con autismo, a las personas que cada día se levantan para demostrar que son valiosas y que nos queda mucho que aprender de ellas.

Desde nuestros programas de arte, literatura, cine, teatro, pintura... nuestra propuesta creativa en los programas, es hacer que todos encuentren su camino tanto interior como profesional.

Si alguien está interesado en participar, ¿Cómo puede contactaros?

Hay diversas vías:

¿Qué ha supuesto participar en el proyecto “En línea con quien más lo necesita” de Metro de Madrid destinada a dar visibilidad a entidades relacionadas con diversas causas sociales? Argadini fue elegido para representar el objetivo apoyado por la línea 6: Trabajo decente y crecimiento económico, ¿en qué ha consistido?

Lo primero fue una gran noticia, ha sido una maravillosa oportunidad de tener mayor visibilidad y darnos a conocer. Metro de Madrid con esta campaña nos ha dado una oportunidad que jamás hubiésemos podido disfrutar sin su apoyo.

Argadini ha participado realizando lecturas de los libros de nuestros escritores en los vagones, los pintores salieron con sus caballetes a pintar en el metro, se realizaron explicaciones exprés de los cuadros de Sorolla en el metro Iglesia, los auxiliares culturales dieron a conocer el programa y repartían poemas y marcalibros...en fin, un reflejo de lo que son nuestros talleres.

Entre vuestras muchas acciones y actividades, desarrolláis talleres en museos o en lugares emblemáticos como el Café Gijón, ¿Qué suponen y que finalidad tienen?

Aprender, la finalidad de todos los talleres es aprender. Conquistar espacios en los que no es habitual ver a las personas con discapacidad intelectual, personas con autismo compartiendo y siendo parte de estos lugares. Nuestro trabajo es sensibilizar a las personas neurotípicas y a las personas con necesidades de apoyo a estar en su sitio, con todos. Dar las clases en las propias salas de los museos, en los cafés, en la calle, en bibliotecas...y el aula como punto de encuentro y reflexión, cambiar los papeles, el rol del educador y del alumno.

Ellos llevan mucho retraso tanto de convivencia social como de formación en contenidos, tenemos que estar en los lugares, en el centro donde el aprendizaje y las emociones surgen y están vivas. No olvidemos que la base de la Asociación es la educación emocional, todos aprendemos ahí fuera, ya es hora de que ellos hagan lo mismo.

Además, tenéis un programa de prácticas, ¿en qué consiste?

Las prácticas son importantísimas, hay que agradecer a los museos y bibliotecas que nos están apoyando y dando la oportunidad de seguir trabajando en esa formación integral de la persona. Es lo que estábamos comentando, hay que vivir, experimentar y sin unas prácticas laborables es imposible cerrar bien la formación de cualquier alumno.

Museos como el Museo Nacional de Arte Decorativas, Museo Sorolla, Museo Lázaro Galdiano, Museo del Romanticismo y Bibliotecas Públicas como José Saramago son piezas imprescindibles en nuestro programa de Auxiliar Cultural.

Vuestro mensaje para 2017 y para las personas con discapacidad

Nuestro mensaje: que no dejen de luchar, que no dejen de aprender. Son verdaderos Héroes de los que tenemos mucho que aprender. ¿Te imaginas lo que es levantarse cada día para demostrar que vales, que eres útil, que estás preparado para aprender?Rebeca Barrón

Hablamos de las personas con necesidades de apoyo pero, ¿habéis visualizado a todas las personas que están detrás de ellos, a su lado?, familias, amigos, educadores… hay que poner en valor todo ese mundo, esa fuerza imparable, esa buena energía.

Que de una vez por todas desaparezca la palabra inclusión, porque mientras la sigamos utilizando significará que no están en la sociedad, que aún no están en su sitio, con todos.

 Gracias Rebeca, felicidades por vuestro gran trabajo, y nos unimos a vuestro mensaje "no hay que dejar de luchar, y no hay que dejar de aprender" para conseguir los objetivos que cada uno se marque cada día. Y aunque aún estará un poco lejos ese gran deseo sobre la palabra "inclusión", que no precise ser usada y defendida, trabajaremos juntos por ello, para que la igualdad pueda ser un hecho, y no solo un reto.

 

Abre en nueva ventana Enviar a un amigo Volver al índice